© 2014-102237 CLINICA JUAN CARRERO - TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS - clinica@juancarrero.net
3.2. ANATOMÍA BÁSICA DE LOS SENOS PARANASALES

LOS SENOS PARANASALES

Anatomia-de-los-senos-paranasales-pg-83-y-pg-113.gif

Son cuatro pares de cavidades, llenas de aire y revestidas por la membrana mucosa:
  1. Senos maxilares. Son los de mayor tamaño y están presentes desde el nacimiento. Se disponen uno a cada lado de las fosas nasales y, se relacionan con éstas a través la pared medial, con la base de la órbita hacia el cefálico y con la cavidad  bucal  hacia el caudal.
  2. Celdillas etmoidales. Son varias, pequeñas e irregulares en número, tamaño y  forma y, están presentes desde el nacimiento. Se encuentran entre la pared lateral de  las fosas y la pared medial o lámina papirácea de la órbita.
  3. Senos esfenoidales. Se encuentran en el cuerpo del esfenoides y son dos, uno a  cada lado y, están en íntima relación con la silla turca. Se hacen evidentes a los  cinco años después del nacimiento y, alcanzan su total desarrollo alrededor de los  doce años.
  4. Senos frontales. Son dos, uno a cada lado, de forma irregular, tamaño variable, se  desarrollan a partir de los seis años de edad y, se relacionan anatómicamente con el  techo de la órbita y con la fosa anterior de la cavidad craneana.

El epitelio de estas cavidades está recubierto, como se dijo anteriormente, por un epitelio cilíndrico pseudoestratificado ciliado. Los movimientos ciliares producen, al batir sincrónicamente, una corriente que arrastra el mucus hacia los ductus de desembocadura de los senos en las fosas nasales, desde donde tienen el mismo destino que el mucus nasal.

 
< Anterior   Siguiente >
© 2014-102237 CLINICA JUAN CARRERO - TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS - clinica@juancarrero.net