© 2014-084029 CLINICA JUAN CARRERO - TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS - clinica@juancarrero.net
3.4.5.1. HIPERTROFIA DE CORNETES NASALES INFERIORES

Definición: Es un agrandamiento exagerado de los cornetes nasales inferiores, debido a determinadas condiciones y especialmente a procesos alérgicos, dificultando el flujo natural del aire a través de las fosas nasales y produciendo como consecuencia una obstrucción nasal.

En las paredes laterales de la nariz  y a ambos lados se encuentran unas estructuras muy importantes que son los tres cornetes: superior, medio e inferior, siendo estos últimos desde el punto de vista clínico, los más importantes.

1-Hipertrofia-de-Cornetes-(exploracion-externa)-pg-96-97.jpg
 2- Hipertrofia-de-cornetes-bajo-exploracion-endoscopica.jpg
Hipertrofia de cornetes inferiores
exploración externa

Hipertrofia de cornetes inferiores
exploración endoscópica


Los cornetes nasales inferiores son unas pequeñas estructuras óseas cubiertas de tejido blando y cavernoso, que se disponen en el interior de la nariz de forma alargada, pudiendo diferenciar en ellos una cabeza, un cuerpo y una cola y, que actúan de filtro o como si fueran unos “pequeños radiadores”.
En condiciones normales depuran y calientan el aire frío que entra por la nariz durante la respiración, pero en situaciones concretas y, según los requerimientos que demanda el medio ambiente, como: rinitis, presencia de alergenos, ambientes laborales tóxicos, tabaco, etc., actúan más de lo habitual hipertrofiándose o dilatándose, debido a un aumento de tamaño de los vasos sanguíneos que los irrigan.

Este crecimiento anormal de los cornetes inferiores provoca una importante obstrucción nasal crónica, que dificulta el flujo normal de aire.

CAUSAS

Muchos son los motivos que pueden producir un crecimiento anormal de los cornetes inferiores, pudiendo diferenciar dos grandes grupos en función de si son debidos a las condiciones ambientales, o bien si dependen de las características personales y particulares de la persona.
  • Condiciones atmosféricas y climáticas:
    • Ambientes excesivamente húmedos.
    • Ambientes laborales tóxicos.
    • Presencia de humos y otros agentes tóxicos e irritantes.
    • Presencia de alergenos en el ambiente.
  • Condiciones personales:
    • Frecuentes procesos gripales, resfriados, etc.
    • Padecer rinitis alérgica.
    • Debido a la edad y el paso del tiempo.
    • Debido a funciones endocrinas.
    • Abuso durante largos periodos de tiempo de determinados medicamentos, como: esteroides, vasoconstrictores nasales, etc., que pueden producir un efecto rebote.

SÍNTOMAS

Como ya hemos comentado, cuando los cornetes inferiores presentan un aumento anormal de su tamaño, provocan una obstrucción del paso del aire e impidien una adecuada respiración, lo cual obliga al paciente a respirar durante largos periodos de tiempo  a través de la boca, teniendo importantes consecuencias para la saludd, como por ejemplo:
  • Afonías y ronqueras.
  • Dolor de garganta.
  • Tos irritativa.
  • Hipoacusia o pérdida de audición.
  • Frecuentes dolores de cabeza y sensación de aturdimiento.
  • Cansancio físico.
  • Bajo rendimiento en la práctica de deportes.
  • Importantes trastornos durante el sueño, lo que produce: somnolencia diurna y  Ronquido, que además de ser un problema de tipo estético y social, se considera uno de los síntomas más claros del Síndrome de Apnea Obstructiva del Sueño.
PRUEBAS DE DIAGNÓSTICO

El médico Otorrinolaringólogo llevará a cabo una exploración física del paciente, principalmente del sistema respiratorio superior, centrándose en el estudio de las fosas nasales.

Se acompañará dicha exploración de un minucioso estudio de la historia clínica del paciente o Anamnesis, donde se incluirán preguntas sobre los síntomas, como son:
  • Momento de aparición de los síntomas.
  • Evolución de los síntomas.
  • Tipos de síntomas.
  • Afectan o no a la vida cotidiana del paciente, etc.
Para diagnosticar el crecimiento anormal de los cornetes inferiores y descartar al mismo tiempo cualquier otra patología, el médico Otorrinolaringólogo llevará a cabo una serie de pruebas de diagnóstico endoscópicas, como son:
  1. Rinoscopia anterior.
  2. Rinoscopia posterior.
  3. Rinofibrolaringoscopia.

TRATAMIENTO

Una vez que se ha producido una importante hipertrofia de cornetes inferiores y se ha determinado su causa, la única solución posible es reducir el tamaño de los mismos para mejorar así la respiración nasal, resolviendo, si es posible, la causa inicial determinante de dicho crecimiento.

a. Tratamiento no quirúrgico - Tratamiento farmacológico

Las gotas nasales vasoconstrictoras utilizan el mismo principio de descongestión de los cornetes para mejorar la respiración nasal, aunque el alivio que producen es temporal y no se deben nunca aconsejar su uso durante más de 7 días, debido a que pueden provocar un efecto rebote, además de otros problemas.

b. Tratamiento quirúrgico

En realidad, los cornetes inferiores son responsables del “confort nasal” y tienen como función la de actuar de “filtro”, humidificando y calentando el aire, así como evitando la entrada de agentes extraños, por lo que no es conveniente extirparlos por completo.

Tradicionalmente se ha venido empleando la técnica de Turbinectomía, que consiste en realizar una reseccion parcial de los mismos; aunque existen otras como son la resección ósea, resección submucosa, procedimiento de cauterización, etc.

Además de éstas existen otras técnicas que buscan disminuir su tamaño,  en lugar de extirparlos, entre las cuales se encuentra el Procedimiento por Radiofrecuencia Inducida de Cornetes Inferiores.

Nuestro centro ORL es pionero en el tratamiento de la Obstrucción nasal debida a la Hipertrofia nasal de cornetes inferiores, mediante el Procedimiento de Radiofrecuencia Inducida, que se viene aplicando desde el año 2001 con resultados muy satisfactorios.

PROCEDIMIENTO POR RADIOFRECUENCIA INDUCIDA DE CORNETES INFERIORES

Definición: Es una técnica que consiste en aplicar calor (con temperaturas próximas a 70-75ºC), a una frecuencia muy alta y a través de un electrodo bipolar, por debajo de la capa superficial del cornete inferior reduciendo así el tamaño de los tejidos hipertrofiados.

La energía de Radiofrecuencia se aplica tanto en la cabeza, cuerpo y cola del cornete, creando así una zona de coagulación, de manera que los vasos sanguíneos que los irrigan y que por diversos motivos habían sufrido una vasodilatación, vuelven a recuperar su estado inicial.

Una vez transcurridas entre  cuatro y ocho semanas y, dependiendo de cada paciente, se formaran en la zona tratada unas pequeñas costras de cicatrización, que caerán de manera natural y con la ayuda de soluciones salinas.

El resultado final es que al  reducir el tamaño del tejido tratado, se consigue que el cornete inferior vuelva otra vez a su tamaño natural y sin perder su actividad.

Habitualmente los resultados son apreciables por el paciente desde el primer momento, al restaurarse inmediatamente el flujo normal de aire a través de la nariz.

 1-Hipertrofia-de-Cornetes-(exploracion-externa)-pg-96-97.jpg  3- Reduccion-de-cornetes-por-Radiofrecuencia-(45-dias-desp)-pg-96-97.jpg
Hipertrofia de cornetes inferiores
  exploración externa

 Reducción de cornetes inferiores
por RDF Inducida a los 45 días


 2- Hipertrofia-de-cornetes-bajo-exploracion-endoscopica.jpg 4-Reduccion-de-cornetes-por-Radiofrecuencia-por-exploracion-endoscopica.jpg
 Hipertrofia de cornetes inferiores
  exploración endoscópica

 Reducción de cornetes inferiores por
RDF Inducida a los 45 días

Las ventajas de este procedimiento, son:

  • Es ambulante y no precisa ingreso hospitalario.
  • Se realiza con sedación, bajo la supervisión del un Médico Anestesista.
  • Es rápido, ya que dura aproximadamente 20 minutos.
  • Es prácticamente indoloro.
  • Los cuidados post-operatorios son mínimos. Se le prescribirá al  paciente un suero salino para favorecer la cicatrización a nivel nasal.

Al   evitar el dolor asociado normalmente a las cirugías tradicionales, como por ejemplo la Turbinectomía, o bien las realizadas con láser, el paciente puede llevar a cabo una vida regular una vez transcurridas tan solo unas horas y, apenas sin necesidad de ningún tipo de tratamiento farmacológico.

La aplicación de este procedimiento no excluye que una vez que se haya realizado, el médico Otorrinolaringólogo estime necesario que el paciente sea tratado por un Alergólogo, siempre que los procesos alérgicos hayan sido la principal causa de dicha hipertrofia.

Este procedimiento de RDF de Cornetes puede asociarse a otras intervenciones quirúrgicas, cuando el médico Otorrinolaringólogo así lo estime oportuno, como son:

 
< Anterior   Siguiente >
© 2014-084029 CLINICA JUAN CARRERO - TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS - clinica@juancarrero.net