© 2014-082418 CLINICA JUAN CARRERO - TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS - clinica@juancarrero.net
3.4.5.3. DESVIACIÓN DEL TABIQUE NASAL
También conocida como desviación septal.

Definición: Es un conjunto de malformaciones y/o deformaciones del tabique o septum nasal:

  1. Las malformaciones son consecuencia de un trastorno del crecimiento del    cartílago nasal, provocando una importante dificultad respiratoria con el paso   del tiempo.
  2. Las deformaciones son consecuencia de traumatismos en la nariz con fractura  de huesos nasales o fractura-luxaciones aisladas del tabique. El inicio de la    dificultad respiratoria suele estar relacionado con la importancia del    traumatismo.
TABIQUE NASAL

El septum nasal es una pared de cartílago y hueso, que separa ambos orificios nasales desde adelante hasta atrás, donde la fosa nasal termina a nivel de la faringe. Normalmente esta estructura es recta y,  constituye dos cavidades nasales simétricas para el paso normal del aire por la nariz.

Al ser su constitución de naturaleza osteocartilaginosa, su desviación puede ser cartilaginosa, ósea u osteocartilaginosa, dependiendo de la zona afectada.

Desviacion-septal-pg-98.jpg

La desviación de tabique implica que una fosa nasal se encuentre parcialmente obstruida por la proyección del tabique, con importantes implicaciones en la respiración nasal. Realmente no siempre existe una correlación entre nariz derecha con tabique derecho, ya que en ocasiones puede que la nariz esté derecha vista desde el exterior, aunque el septum se encuentre desviado. Sin embargo, cuando la nariz está torcida vista desde el exterior, seguramente todo el septum también se encuentre desviado.

CAUSAS

La causa más habitual de desviación del tabique nasal, es aquella producida por un traumatismo de la cara, que puede ser a su vez tanto de la parte más externa de la nariz o pirámide nasal, como del tabique nasal, o bien de ambas estructuras al mismo tiempo, siendo las más frecuentes, aquellas que afectan a la parte más prominente de la nariz.

Cuando los traumatismos en la cara son debidos a caídas o golpes, generalmente durante la infancia, inicialmente no se manifiestan los síntomas ya que la nariz del niño es muy flexible, y suelen pasar desapercibidos. Durante la adolescencia, las fracturas que se produjeron en la infancia pueden contribuir a la deformación de la nariz, produciendo en esa etapa de la vida o bien en la etapa de adulto, los síntomas característicos de la obstrucción nasal.

SÍNTOMAS

Aunque en ocasiones la desviación septal no ocasiona  ninguna manifestación, la insuficiencia respiratoria nasal suele ser una de las más comunes, que puede  presentarse con mayor o menor intensidad dependiendo del grado de desviación, apareciendo éste como único síntoma y otras veces asociada a otros:
  • Obstrucción nasal del lado contrario hacia donde está desviado el tabique. Esto es debido a que cuando el tabique se desvía, los cornetes adaptan su crecimiento  al nuevo espacio intranasal que tienen, lo que lleva a cambios de presiones de  inspiración en ambas fosas nasales, que pueden alternar o ser permanentes.
  • Intensas cefaleas y pesadez de cabeza.
  • Sequedad nasal.
  • Irritación y sequedad de garganta.
  • Empeoramiento del olfato.
  • Hemorragia nasal muy frecuente.
  • Infecciones de oído.
  • Obstrucción de los senos paranasales, pudiendo producir Sinusitis.
  • Somnolencia diurna injustificada.
  • Ronquido y, en estados más graves y avanzados, Síndrome de Apnea Obstructiva del Sueño.
    Se produce como consecuencia de una importante obstrucción nasal, mantenida durante largos periodos de tiempo, de manera que el paciente se ve obligado a respirar por la boca durante el sueño.

PRUEBAS DE DIAGNÓSTICO

El término tabique nasal o septum se refiere a la estructura  interna de la nariz que no puede ser visualizada a simple vista.

Generalmente, la desviación de tabique nasal que produce problemas respiratorios, no se ve a simple vista, siendo necesario que el médico Otorrinolaringólogo realice un examen físico para explorar el interior de la nariz.

Las pruebas de diagnóstico más habituales que se llevan a cabo, que se llevan a cabo para dicho estudio físico, son:
  1. Rinoscopia anterior. Se emplea un instrumento muy poco invasivo llamado espéculo nasal.
  2. Rinofibroscopia. Se emplea el rinofibroscopio, lo cual permite realizar una valoración más exacta de la desviación.
Siempre que el especialista ORL lo estime oportuno, puede solicitar  otro tipo de pruebas radiológicas, como pueden ser:
  1. TAC de la cabeza. Prueba que permitirá ver todas las estructuras nasales, antes de efectuar la correspondiente intervención quirúrgica.

TRATAMIENTO

La desviación del tabique nasal se resuelve quirúrgicamente, mediante  una intervención denominada Septoplastia.

SEPTOPLASTIA

Definición: Cirugía cuyo objetivo es corregir la desviación del tabique nasal, dándole su forma y posición normal. Esta técnica actúa exclusivamente sobre el septum nasal, bien a nivel del cartílago, del hueso, o sobre ambos; reponiendo el material cartilaginoso u óseo desviado, pero sin modificar la apariencia externa de la nariz.
Se realiza por dentro de los orificios nasales, no deja cicatrices y mantiene intactas las estructuras externas de la misma. 

Esta cirugía es ELECTIVA, esto quiere decir que el paciente debe evaluar los riesgos y beneficios de una intervención quirúrgica con el consejo médico del Otorrinolaringólogo a la hora de tomar una decisión. La finalidad de la cirugía es mejorar la calidad de vida que se encuentra deteriorada, ya que el paciente respira mal por la nariz.

La septoplastia se realiza en un quirófano, con anestesia general y el paciente requerirá de un día de hospitalización, así como llevar un taponamiento nasal con materiales de algodón en ambos lados de la nariz, para evitar el sangrado. El material se retira generalmente una vez que han transcurrido entre 24 y 36 horas después de la cirugía.

Siempre que el médico Otorrinolaringólogo lo estime oportuno y que sean necesarias, existen una serie de intervenciones quirúrgicas que se pueden realizar asociadas a la septoplastia, como son:

  • SEPTORRINOPLASTIA. Si la desviación del tabique nasal va acompañada de una nariz de apariencia externa torcida, giba nasal prominente, punta ancha, nariz ancha, etc.; se puede realizar, siempre que el paciente lo desee, la combinación de una cirugía de Septoplastia y una Rinoplastia Estética.
    La combinación de ambas cirugías logra corregir al mismo tiempo la desviación del tabique nasal y modficar la apariencia externa de la nariz.
 
< Anterior   Siguiente >
© 2014-082418 CLINICA JUAN CARRERO - TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS - clinica@juancarrero.net