© 2014-081523 CLINICA JUAN CARRERO - TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS - clinica@juancarrero.net
3.5.2. SINUSITIS

3.5.2.1. SINUSITIS AGUDA

Definición: Es una inflamación e infección aguda de los senos paranasales que se encuentran detrás de la frente, las mejillas y los ojos, siendo la causa más frecuente una infección viral, bacteriana o micótica.

Sinusitis-aguda-pg-115.jpg

Los Senos Paranasales son espacios abiertos conectados a unas pequeñas aberturas en el área nasal (meatos), que en condiciones normales están llenos de aire y recubiertos de una membrana mucosa.

Son cuatro pares (senos maxilares, celdillas etmoidales, senos esfenoidales y senos frontales), localizados alrededor de la frente, las mejillas y los ojos, que permanecen abiertos para  facilitar que el aire entre y salga y, que el moco y las secreciones nasales drenen desde éstos hacia la nariz.

Cuando debido a una infección viral, bacteriana o bien por procesos alérgicos, se produce demasiada cantidad de moco, pudiendo provocar la inflamación de los senos paranasales, de manera que sus pequeños orificios se bloquean y no permiten un correcto drenaje hacia la nariz (hacia sus meatos correspondientes), favoreciendo el desarrollo de bacterias u otros microorganismos que se almacenaran en el interior de los senos de la cara.

CAUSAS

La causa más frecuente son las infecciones de las vías respiratorias, aunque existen una serie de patologías que predisponen al paciente a padecer ésta enfermedad, como son:

  • Frecuentes infecciones de las vías respiratorias altas, como pueden ser los resfriados comunes.
    Normalmente se presentan después de un resfriado que no mejora ,o después de uno que empeora al cabo de 5 a 7 días de manifestar los síntomas, siendo el motivo responsable de la mayoría de los procesos agudos de sinusitis.
  • Enfermos asmáticos.
  • Pacientes que padecen fibrosis quística.
  • Pacientes enfermos de VIH, sometidos a tratamientos de quimioterapia, etc.y, que por lo tanto tienen el sistema inmunitario debilitado.
  • Pacientes que padecen una constante obstrucción de las vías respiratorias, debido a que presentan hipertrofia de cornetes inferiores, desviación del tabique nasal, poliposis nasal, etc.

Existen otras causas que también pueden contribuir a la aparición de sinusitis aguda, como son:

  • Abuso de fármacos descongestionantes nasales, ya que su uso prolongado puede provocar un empeoramiento del problema.
  • Nadar o bucear con frecuencia.
  • Debido a una infección dental.
  • Cambios de altitud: escalar, volar, etc.
  • Contaminación ambiental, humo del tabaco, etc .
  • Embarazo, etc.

SÍNTOMAS

La sinusitis aguda es mucho más común que la crónica, donde los síntomas son más intensos y duran aproximadamente entre 2 y 8 semanas.

Entre los más habituales encontramos:

  • Congestión nasal.
  • Secreción nasal, que se puede presentar más o menos espesa y purulenta.
  • Frecuentes e intensas cefaleas, sobre todo alrededor de los ojos y en los dientes. Se describe normalmente como un dolor de presión.
  • Algias faciales.
  • Irritación de garganta y goteo postnasal permanente.
  • Tos que normalmente empeora por la noche.
  • Fiebre.
  • Alteración o pérdida del sentido del olfato.
  • Alteraciones en la visión y/o en la audición.
  • Mal aliento.
  • Fatiga y cansancio físico.
  • Dolor a nivel de los dientes superiores.

PRUEBAS DE DIAGNÓSTICO

El diagnóstico de la sinusitis aguda la llevará a cabo el médico Otorrinolaringólogo, mediante un examen físico del paciente, sobre todo a nivel facial y de los senos paranasales, donde aplicará unos ligeros golpecitos para revelar al tacto, la aparición de dolor en una zona concreta.

Al mismo tiempo efectuará una entrevista personal sobre la historia clínica de los síntomas o Anamnesis, que incluirá una serie de preguntas, como pueden ser:

  • Tipo y duración de los síntomas.
  • Cuándo aparecieron.
  • Presenta o no secreción purulenta.
  • Presenta o no dolor de cabeza.
  • Aparición o no de otros síntomas, etc.

La información obtenida ayudará al médico especialista a determinar la posible causa responsable de dicha patología.

En ocasiones puede ser necesario solicitar otro tipo de pruebas de diagnóstico, como pueden ser:

  1. Rinoscopia anterior. Se realiza mediante un rinoscopio, instrumento muy poco invasivo que permite visualizar las estructuras internas a través del orificio nasal.
  2. Rinoscopia posterior. Se realiza mediante un rinofibroscopio rígido o flexible, que se introduce por el orificio nasal y permite observar toda la cavidad nasal.
  3. Rinofibroscopia. Se realiza mediante un rinofibrolaringoscopio, que consta de una parte flexible que es la que se introduce por la nariz para realizar la exploración.
  4. Aspiración del moco y posterior cultivo de células, para determinar el tipo de bacterias responsables de la infección.
  5. Radiografía de senos paranasales.
  6. TC de senos paranasales. Estas pruebas ayudarán al médico Otorrinolaringólogo a delimitar de forma correcta la situación y el tamaño de los pólipos, al mismo tiempo que le permite ver cómo se encuentran los senos paranasales, con el fin de aconsejar o descartar la necesidad de realizar una intervención quirúrgica.
  7. RNM de senos paranasales. Se requiere en aquellos casos en los que se sospeche de que la sinusitis está relacionada con una infección micótica o con un tumor.

TRATAMIENTO

a. Tratamiento no quirúrgico- Tratamiento farmacológico

Los objetivos del tratamiento son por un lado curar la infección y, por otro aliviar los síntomas, ya que la sinusitis aguda casi siempre tiene curación.

El tratamiento farmacológico de elección dependerá del microorganismo que causa la infección, pudiendo prescribir: Descongestionantes orales, Aerosoles nasales con corticosteroides en el caso de alergias y, Antibióticos siempre que la infección haya sido causada por bacterias, etc.

b. Tratamiento quirúrgico

En pacientes donde las infecciones agudas de los senos paranasales son recurrentes a pesar del tratamiento farmacológico y, siempre que su médico Otorrinolaringólogo lo estime oportuno, se recomienda una cirugía para limpiar y drenarlos senos paranasales, que se denomina Cirugía Endoscópica Nasosinusal.

CIRUGÍA ENDOSCÓPICA NASOSINUSAL o CENS

Definición: Cirugía endoscópica que consiste en la limpieza y drenaje de los senos paranasales, eliminando las secreciones nasales, el moco y demás agentes responsables de alterar el funcionamiento normal de los mismos.

La cirugía endoscópica nasosinusal es una intervención que agrupa diferentes técnicas quirúrgicas cuyo punto en común, es que el abordamiento de la zona afectada, ya sean: senos maxilares, etmoidales anterior y posterior, frontal y esfenoidal, se realiza a través de las fosas nasales, utilizando instrumentos ópticos o “endoscopios rígidos”, que permitirán visualizar y manipular al mismo tiempo. Además existe siempre la posibilidad de conectar el endoscopio a sistemas de televisión y grabación de vídeo.

El abordaje se realiza efectuando inicialmente una Infundibulotomía siguiendo el relieve de la apófisis unciforme, luego una etmoidectomía, una esfenectomía, una meatotomía media y por último la apertura del seno frontal.

La intervención es mínimamente invasiva y, se realiza bajo anestesia general asistida por un médico Anestesista, por lo que el paciente necesitará una estancia mínima en la clínica, de tan solo un día después de la intervención y, sin apenas dolor post-operatorio.

Dependiendo de los Senos Paranasales afectados y, que por lo tanto, van a requerir de la correspondiente limpieza y drenaje, la cirugía endoscópica recibirá diferentes denominaciones:

  • CIRUGÍA DEL SENO MAXILAR
    Definición: Cirugía endoscópica que consiste en la limpieza y drenaje de los senos maxilares.
  • ETMOIDECTOMÍA O CIRUGÍA DEL SENO ETMOIDAL
    Definición: Cirugía endoscópica que consiste en la limpieza y drenaje de las celdillas etmoidales.
  • ESFENOIDECTOMÍA O CIRUGÍA DEL SENO ESFENOIDAL
    Definición: Cirugía endoscópica que consiste en la limpieza y drenaje de los senos esfenoidales.
  • CIRUGÍA DEL SENO FRONTAL
    Definición: Cirugía endoscópica que consiste en la limpieza y drenaje de los senos frontales.

En ocasiones puede existir una importante Obstrucción Nasal de las vías respiratorias, que se considera la causa inicial responsable de la aparición de la sinusitis crónica, por lo que será necesario proceder, además de limpiar los senos paranasales, a solucionar este problema mediante la correspondiente intervención quirúrgica.

Se puede realizar y, siempre que su médico Otorrinolaringólogo así lo considere, la Cirugía Endoscópica de Senos Paranasales simultáneamente con otras intervenciones, dependiendo de si el paciente presenta:

3.5.2.2. SINUSITIS CRÓNICA

Definición: Es la inflamación e infección crónica de los Senos Paranasales que se encuentran detrás de la frente, las mejillas y los ojos, que se prolonga durante un período de tiempo determinado y más o menos largo (más de 3 semanas de evolución), o bien que reaparece frecuentemente.

Sinusitis-aguda-pg-115.jpg

CAUSAS

La aparición de la sinusitis crónica se debe principalmente:
  • Infección  de las vías respiratorias superiores.
  • Proceso alérgico.
  • Obstrucción nasal de las vías respiratorias, como consecuencia de una hipertrofia de cornetes inferiores, desviación del tabique nasal, etc.,
  • Infecciones dentales que pueden alcanzar los senos paranasales.

SÍNTOMAS

Los síntomas son muy parecidos a los que aparecen durante la sinusitis aguda, aunque menos graves, siendo necesario tratarlos.

La sintomatología característica perdura durante un período de tiempo de tres meses o más, siendo la aparición de la sinusitis crónica mucho menos frecuente que la de sinusitis aguda.

Los síntomas más habituales pueden ser:

  • Frecuentes e intensas cefaleas, sobre todo a nivel de la frente y alrededor de los ojos.
  • Abombamiento y sensación de pesadez de cabeza.
  • Dolor facial a nivel de las mejillas.
  • Dolor en el paladar y en los dientes, debido a una infección dentaria.
  • Alteración del sentido del olfato.
  • Secreción nasal de color verdosa-amarillenta, espesa y a veces purulenta.

PRUEBAS DE DIAGNÓSTICO

El diagnóstico de la sinusitis crónica lo llevará a cabo el médico Otorrinolaringólogo, mediante un examen físico del paciente, sobre todo a nivel facial y de los senos paranasales, donde aplicará unos ligeros golpecitos para revelar al tacto, la aparición de dolor en una zona concreta.

Al mismo tiempo efectuará una entrevista personal al paciente, para el estudio clínico de los síntomas o Anamnesis, que incluirá una serie de preguntas sobre:

  • Tipo y duración de los síntomas.
  • Cúando aparecieron.
  • Tiene o no secreción purulenta.
  • Presenta dolor de cabeza.
  • Aparición o no de otros síntomas, etc.

La información obtenida ayudará al médico especialista a determinar la posible causa responsable de dicha patología.

En ocasiones puede ser necesario solicitar otro tipo de pruebas de diagnóstico, como pueden ser:

  1. Rinoscopia anterior. Se realiza mediante un rinoscopio, instrumento muy poco invasivo que permite visualizar las estructuras internas a través del orificio nasal.
  2. Rinoscopia posterior. Se realiza mediante un rinofibroscopio rígido o flexible, que se introduce por el orificio nasal y permite observar toda la cavidad nasal.
  3. Rinofibroscopia. Se realiza mediante un rinofibrolaringoscopio, que consta de una parte flexible que es la que se introduce por la nariz para realizar la exploración.
  4. Aspiración del moco y posterior cultivo de células para determinar el tipo de bacterias.
  5. Radiografía de senos paranasales.
  6. TC de senos paranaseles.
  7. RNM de senos paranasales. Se requiere en aquellos casos en que se sospeche de que la sinusitis está relacionada con una infección micótica o con un tumor.

TRATAMIENTO

a. Tratamiento no quirúrgico - Tratamiento farmacológico

Los objetivos del tratamiento son por un lado curar la infección y, por otro aliviar los propios síntomas y, aunque normalmente la sinusitis crónica tiene curación, el tratamiento suele ser muy prolongado.

El tratamiento farmacológico de elección dependerá del microorganismo que causa la infección, pudiendo prescribir: Descongestionantes orales, Aerosoles nasales con esteroides en el caso de las alergias, Antibióticos si la infección es causada por bacterias, etc.

b. Tratamiento quirúrgico

En aquellos casos de sinusitis crónica complicada y recurrente, que no mejora con el
tratamiento farmacológico y, siempre que su médico ORL lo crea necesario, se realizará una Cirugía Endoscópica Nasosinusal.

Si además existe una Obstrucción nasal de las vías respiratorias y,  siempre que su médico Otorrinolaringólogo considere que dicha obstrucción es la responsable de la aparición de la sinusitis crónica, se procederá al mismo tiempo, a solucionar dicho problema mediante la correspondiente intervención quirúrgica:

  1. Hipertrofia de cornetes nasales inferiores. Se solucionará mediante la aplicación del Procedimeinto por Radiofrecuencia Inducida de Cornetes Inferiores.
  2. Desviación del tabique nasal. Se realizará una intervención de Septoplastia.
  3. Poliposis nasal. Se solucionará mediante la cirugía de Polipeptomía y/o Etmoidectomía.
 
< Anterior
© 2014-081523 CLINICA JUAN CARRERO - TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS - clinica@juancarrero.net