© 2014-014752 CLINICA JUAN CARRERO - TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS - clinica@juancarrero.net
6.3.1.2. DISFONÍAS POR LESIONES ADQUIRIDAS

TIPOS DE DISFONÍAS POR LESIONES ADQUIRIDAS

♣ CICATRIZ DE CUERDA VOCAL

Definición: Es un acumulo de colágeno (tejido más denso) que puede formarse en cualquier zona y/o en la capa de la cuerda vocal y, que normalmente ha sido provocado por un trauma, intubación quirúrgica, inflamación, quemadura o cirugía de cuerda vocal mal realizada.

sinequia-cicatriz-c-v-dcha-pg-173.jpg
Imagen de Cicatriz cv izquierda y sinequia
Debido a que se trata de la acumulación de un tejido más denso que el propio de la cuerda vocal, la zona afectada puede aparecer con mayor rigidez, tanto de los tejidos como de las membranas, también se pueden presentar como depresiones en algunas zonas del pliegue vocal, como sinequias que unen dos estructuras, e incluso como cicatrices fibrosas.

Causas

Las causas más habituales, responsables de provocar este tipo de disfonía, son:
  • Intubación quirúgica. Las cicatrices son la primera causa de disfonía que aparecen en el post-operatorio de una intervención, debido principalmente a la intubación del paciente.
  • Trauma.
  • Quemadura.
  • Cirugía de cuerda vocal mal realizada. NUNCA se debe olvidar que durante una cirugía, cualquier incisión que se realice en el pliegue vocal, por pequeña que sea, producirá una cicatriz al igual que en el resto del cuerpo humano, y es impredecible su evolución, a la vez que es muy variable de un paciente a otro.
  • Tratamientos con radioterapia.

Pruebas de diagnóstico

El diagnóstico de la cicatriz de cuerda vocal lo llevará a cabo el médico Foniátra, siendo muy importante que realice una rigurosa Anamnesis o estudio de la historia clínica del paciente, que incluirá preguntas sobre los síntomas, como son:

  • Tipos de síntomas.
  • Momento de aparición.
  • Intensidad.
  • Afectan o no en el desarrollo de la vida cotidiana del paciente, etc.

El estudio se complementará mediante pruebas de diagnóstico endoscópicas laríngeas, llevadas a cabo por el médico Otorrinolaringólogo o por el médico Foníatra, como pueden ser:

  1. Laringoscopia indirecta.
  2. Fibrolaringoscopia rígida o flexible.
  3. Videoestroboscopia.

Tratamiento

a. Tratamiento quirúrgico


El tratamiento dependerá del grado de compromiso de los tejidos, de la alteración que haya sufrido la voz, y de las necesidades vocales del paciente.

Existen diferentes alternativas quirúrgicas y, será el médico ORL-Fonocirujano y, después de haber realizado un correcto diagnóstico, quien determine  la cirugía más adecuada para cada caso concreto:

a.1. INYECCIÓN DE ESTEROIDES

a.2. ELEVACIÓN DE UN "MICROFLAP"

a.3. DISECCIÓN DE LAS BANDAS FIBROSAS

a.4. MICROCIRUGÍA LARÍNGEA CON INYECCIÓN DE COLÁGENO O GRASA

Definición: Cirugía durante la cual, el médico ORL-Fonocirujano inyectará colágeno o grasa abdominal que se extrae del propio paciente, en los pliegues vocales, para lograr así un correcto acercamiento o medialización de los mismos.

Este tipo de intervención se llevará a cabo cuando esta lesíón dificulta el acercamiento d elas cuerdas vocales.

♣ EDEMA DE REINKE

Definición: Es una lesión que se caracteriza por la acumulación de una sustancia gelatinosa bajo la cubierta mucosa de las cuerdas vocales, e invadiendo el espacio subepitelial de Reinke.

Se manifiesta esta lesión con una inflamación crónica, que puede afectar incluso a toda la longitud de la cuerda vocal, provocada principalmente por abuso vocal.

Edema-de-Reinke-pg-173-174.jpg
Imagen de Edema de Reinke bilateral
Causas

Las causas más habituales son:

  • Abuso vocal, como sucede en pacientes que gritan en exceso o que usan habitualmente un tono de voz alto y ciertamente agresivo.
  • Consumo excesivo de tabaco y/o alcohol.
    La estadística nos demuestra que encontramos este tipo de patología en más del 90% de los pacientes que fuman y/o beben de manera habitual.
  • Hipotiroidismo.
  • Reflujo gastroesofágico. Ver Dieta para reflujo gastroesofágico.

El edema suele afectar a ambas cuerdas vocales (bilateral) y es de amplia base de implantación.

Esta enfermedad puede aparecer en ambos sexos, en varones con tendencia a la obesidad y a padecer hipertensión arterial, siendo también muy común en mujeres fumadoras y durante el período post-menopáusico.
Intervienen en este caso, como factores determinantes de su aparición:

  • Bajada de estrógenos.
  • Tabaquismo exagerado.
  • Factor fonotraumático.

Síntomas

Los síntomas más habituales son:

  • Disfonía progresiva. Se acompaña normalmente de una voz ronca que destaca sobre  todo en las mujeres, ya que les afecta el sistema hormonal.
    La voz presenta un tono  más bajo, más grave, con menos potencia vocal y, a veces, voz bitonal (diplofonía).
  • Fatiga vocal en los casos más intensos.
  • Voz monótona y pérdida del agudo.
  • Carraspera.
  • Tos constante.
Pruebas de diagnóstico

El diagnóstico de la cicatriz de cuerda vocal lo llevará a cabo el médico Foniátra, siendo muy importante que lleve a cabo una rigurosa Anamnesis o estudio de la historia clínica del paciente, que incluirá preguntas sobre los síntomas, como son:
  • Tipos de síntomas.
  • Momento de aparición.
  • Intensidad.
  • Afectan o no en el desarrollo de la vida cotidiana del paciente, etc.

El estudio se complementará mediante pruebas de diagnóstico endoscópicas laríngeas, llevadas a cabo por el médico Otorrinolaringólogo o por el médico Foníatra, como pueden ser:

  1. Laringoscopia indirecta.
  2. Fibrolaringoscopia rígida o flexible
  3. Videoestroboscopia. Esta prueba muestra las cuerdas vocales aumentadas de tamaño, con una onda mucosa aumentada por disminución de la rigidez de la cubierta y a menudo asimétrica, por la irregularidad del edema. El cierre glótico suele ser completo.

Tratamiento

a. Tratamiento no quirúrgico

Existen una serie de medidas, como pueden ser:

  • Supresión total del consumo de tabaco y/o alcohol.
  • Modificación de los malos hábitos vocales.
  • Tratamiento farmacológico con corticosteroides, que van a conseguir   mejorar los síntomas.
  • Rehabilitación vocal adecuada a la patología. La llevará a cabo un Logopeda.
  • Reposo de la voz profesional, como mínimo durante 4 semanas.

b. Tratamiento quirúrgico

El tratamiento quirúrgico del edema de Reinke se llevará a cabo por el médico ORL-fonocirujano y, después de haber realizado un correcto diagnóstico. Consistirá en una cirugía muy específica denominada Microcirugía laríngea con amplia Cordotomía.

MICROCIRUGÍA LARÍNGEA CON CORDOTOMÍA

Definición: Cirugía que consiste en abrir la cuerda vocal afectada, aspirar posteriormente el contenido  gelatinoso acumulado en el interior de la lesión, a continuación resecar el sobrante de mucosa de la cuerda  vocal y, por último pegarla con un producto específico llamado Tissucol.

Es fundamental, que el Logopeda lleve a cabo después de la cirugía una Reeducación vocal con la “técnica tipo Sándwich”, que consiste en realizar una rehabilitación vocal pre y post-operatoria, considerándose imprescindible para que los  resultados de la microcirugía sean satisfactorios.

Si el edema no es muy grande se pueden intervenir las dos cuerdas vocales al mismo tiempo, aunque lo habitual es realizarla en dos tiempos; es decir, primero se interviene una cuerda vocal y cuando ha cicatrizado, se opera  la otra.

♣ HEMATOMA DE CUERDA VOCAL

Definición: Es la acumulación de sangre en la cuerda vocal, como resultado de la rotura de uno o más vasos sanguíneos de la submucosa de dicha cuerda, que previamente estaban dilatados.

Causas

Existen una serie de factores que predisponen a dicha rotura:

  • Trauma severo de los pliegues vocales durante un episodio de ataque glótico, el  cual supone un golpe seco, fuerte y de corta duración de ambos pliegues vocales, el  uno contra el otro.
  • Estar sometido a una gran exigencia vocal.
  • Mal uso de la voz en personas con discrasias sanguíneas.
  • Síndrome infeccioso, como en el caso de las laringitis.
  • Período premenstrual o menstrual.
  • Síndrome asténico general (debilidad).
  • Fragilidad capilar constitucional.
  • Agentes irritantes: alcohol, tabaco, etc.

En la mayoría de los casos esta patología se resuelve de manera espontánea, recuperando el paciente una voz normal después de un tiempo, aunque en otras ocasiones puede terminar produciendo una especie de fibrosis o cicatriz, que puede afectar de manera importante, sobre todo si se trata de profesionales de la voz.

Síntomas

Los síntomas más habituales son:

  • Dolor importante a nivel de cuerdas vocales.
  • Disfonía súbita que impide continuar la actividad vocal.
  • Disfonía permanente, cuando el hematoma produce fibrosis.
  • En voz cantada resulta muy difícil emitir sonidos agudos, graves y medios, de calidad.

Pruebas de diagnóstico

El diagnóstico del hematoma lo llevará a cabo el médico Foniátra, siendo muy importante que lleve a cabo una rigurosa Anamnesis o estudio de la historia clínica del paciente, que incluirá preguntas sobre los síntomas, como son:

  • Tipos de síntomas.
  • Momento de aparición.
  • Intensidad.
  • Afectan o no en el desarrollo de la vida cotidiana del paciente, etc.

El estudio se complementará mediante pruebas de diagnóstico endoscópicas laríngeas, llevadas a cabo por el médico Otorrinolaringólogo o por el médico Foníatra, como pueden ser:

  1. Laringoscopia indirecta.
  2. Fibrolaringoscopia rígida o flexible.
  3. Videoestroboscopia.

Tratamiento

Como ya hemos mencionado, en muchos casos, una vez que se ha diagnosticado la existencia del hematoma, es suficiente con realizar un seguimiento y observación del mismo, acompañado de reposo absoluto de la voz y, esperando una reabsorción espontánea de la sangre acumulada.

a. Tratamiento no quirúrgico

Puede incluir:

  • Reposo absoluto de voz durante aproximadamente 2-3 semanas, hasta  la total reabsorción del hematoma.
  • Reeducación vocal en aquellos casos en que se aprecie un mal uso vocal. La llevará a cabo un Logopeda.

b. Tratamiento quirúrgico

Tan solo en ocasiones, cuando no se produce una reabsorción del hematoma, el médico ORL- Fonocirujano tendrá que realizar una cirugía específica denominada Drenaje quirúrgico del hematoma.

Se realiza sobre todo en profesionales de la voz, en los cuales no podemos bajo ningún motivo, arriesgarnos a que la sangre acumulada termine formando una cicatriz.

♣ INCOMPETENCIA GLÓTICA

Ver: Parálisis unilateral o bilateral de pliegue vocal

Definición: Consiste en el cierre inadecuado de las cuerdas vocales; es decir, los bordes libres de ambos pliegues vocales no se juntan en la línea media, en su máxima aducción o acercamiento.

La incompetencia glótica puede ser completa o incompleta, clasificándose esta última de diferente manera según la forma de cierre adoptada: como un reloj de arena, fusiforme o irregular; o bien según el sitio específico de su localización: anteriores o posteriores.

Causas

El cierre inadecuado de la glotis puede ser producido por distintas enfermedades, como pueden ser:

  • Lesiones nerviosas: parálisis unilateral o bilateral de los pliegues vocales.
  • Obstrucciones mecánicas: cicatrices posteriores, artritis cricoaritenoidea, etc.
  • Lesiones benignas en el borde libre del pliegue vocal: nódulos, quistes, pólipos, sulcus vocalis,  etc.
  • Lesiones malignas: neoplasia de cuerda vocal, carcinoma de laringe, etc.
  • Atrofia de pliegues vocales: presbilaringe o laringe con cambios en pacientes de edad avanzada, lesiones nerviosas, etc.
  • Trauma quirúrgico: resecciones quirúrgicas en pliegues vocales, cicatriz de cuerda vocal, etc.

Síntomas

Debido a la incapacidad de poder cerrar las cuerdas vocales, la laringe no puede cumplir adecuadamente con sus funciones y de ahí se derivan los síntomas específicos de esta patología:

  • Disfonía respirada.
  • Esfuerzo para hablar.
  • Voz con evidente escape de aire.
  • Aspiración de alimentos.
  • Tos  muy débil e ineficiente.
  • Sensación de ahogo o asfixia constante.
  • Incapacidad para levantar objetos pesados o realizar esfuerzos físicos.
Pruebas de diagnóstico

El diagnóstico de la incompetencia góltica lo llevará a cabo el médico Foniátra, siendo muy importante que lleve a cabo una rigurosa Anamnesis o estudio de la historia clínica del paciente, que incluirá preguntas sobre los síntomas, como son:
  • Tipos de síntomas.
  • Momento de aparición.
  • Intensidad de los síntomas.
  • Afectan o no en el desarrollo de la vida cotidiana del paciente, etc.

El estudio se complementará mediante una serie de pruebas de diagnóstico endoscópicas laríngeas, llevadas a cabo por el médico Otorrinolaringólogo y por el medico Foníatra, como pueden ser: 

  1. Laringoscopia indirecta.
  2. Laringoscopia directa, mediante fibroscopio. Nos permite realizar un examen directo del interior de la laringe, de los conductos bronquiales o del esófago.
  3. Videoestroboscopia.
  4. TC o Tomografía Computarizada de la cabeza, el cuello, el tórax y la glándula tiroides.
Tratamiento

a. Tratamiento quirúrgico

En la mayoría de los casos el tratamiento de la incompetencia glótica suele ser quirúrgico y, va encaminado por un lado a restaurar una adecuada capacidad para cerrar correctamente las cuerdas vocales, y por otro, a tratar la patología de base responsable de esta patología.

Se llevará a cabo por el médico ORL-Fonocirujano y, después de haber realizado un correcto diagnóstico, una cirugía muy específica denominada Microcirugía laríngea con inyección de grasa.

MICROCIRUGÍA LARÍNGEA CON INYECCIÓN DE GRASA

Definición: Cirugía durante la cual, el médico ORL-Fonocirujano inyectará grasa abdominal que se extrae del propio paciente, en los pliegues vocales, para lograr así un correcto acercamiento de los mismos.

♣ LARINGITIS CRÓNICA

Ver: Laringitis

Definición: Término que agrupa diversas patologías, que se caracterizan por presentar un proceso inflamatorio laríngeo no específico ni tumoral y, que se prolonga en el tiempo.

Laringitis cronica.jpg
Imagen de Laringitis crónica

La laringitis crónica puede producir lesiones, que a su vez provoca cambios en la estructura  de la mucosa que recubre la cuerda vocal y, que se traduce en disfonía como síntoma principal.

Causas 

Las  principales causas que provocan laringitis crónica son:

  • Irritaciones provocadas por el consumo prolongado de  tabaco, abuso de alcohol, etc.
  • Inhalación y exposición a agentes irritantes: humos, tóxicos, alergenos, etc.
  • Infecciones crónicas del tracto respiratorio alto y/o bajo, como: sinusitis, amigdalitis crónicas y, otras de origen pulmonar como las bronquitis.
  • Efecto secundario debido a una laringitis aguda mal tratada.
  • Como consecuencia del reflujo gastroesofágico, donde se produce subida del ácido del estómago a la garganta.
  • Efecto traumático a nivel de las cuerdas vocales, debido a un mal uso o a un abuso vocal; que es muy frecuente en cantantes, profesores, locutores, etc.

Síntomas

Los síntomas más habituales son:

  • Disfonía persistente, siendo el síntoma principal los episodios de afonía.
  • Cansancio vocal o fonastenia.
  • Voz áspera, gutural, ronca y con desodorizaciones, debido a la inflamación de las cuerdas vocales.
  • Carraspeo constante.
  • Sequedad faringo-laríngea.

Tipos de laringitis crónica

A. LARINGITIS CRÓNICA ROJA

Definición: Tipo de laringitis crónica, donde predomina el engrosamiento progresivo de la mucosa de la cuerda vocal asociado a un edema difuso, cuerdas vocales congestivas y presencia de secreciones muy adheridas.

B. LARINGITIS CRÓNICA BLANCA

Definición: Tipo d elaringitis crónica, donde la cuerda vocal presenta un aspecto blanquecino y rugoso, debido a una hiperqueratosis que puede ser localizada o difusa.

Pruebas de diagnóstico

Es muy importante realizar un diagnóstico y tratamiento precoz de las laringitis crónicas, ya que en ocasiones pueden evolucionar hacia lesiones displásicas o cancerígenas, que se relacionan principalmente con el hábito tabáquico.

Su diagnóstico lo llevará a cabo el médico Foníatra, mediante una rigurosa Anamnesis o estudio de la historia clínica del paciente, que incluirá preguntas sobre los síntomas, como son:

  • Tipos de síntomas.
  • Momento de aparición.
  • Duración e iintensidad de los síntomas.
  • Afectan o no en el desarrollo de la vida cotidiana del paciente, etc.

Este estudio se complementará mediante una serie de pruebas de diagnóstico endoscópicas laríngeas, llevadas a cabo por el médico Otorrinolaringólogo y por el medico Foníatra, como pueden ser:  

  1. Laringoscopia indirecta.
  2. Laringoscopia directa: Se puede realizar con un Fibrolaringoscopio rígido o flexible.
  3. Videoestroboscopia.
  4. Biopsia, mediante una decorticación de cuerda vocal.

Tratamiento

a. Tratamiento no quirúrgico

Incluye:

  • Suprimir totalmente los factores causantes de la patología, como son: tabaco, alcohol, agentes irritantes, tratamiento de las alergias o infecciones respiratorias, etc.
  • Valorar reposo vocal.
  • Revisiones periódicas de estos pacientes mediante endoscopia laríngea con videoestroboscopia , que nos permitirá controlar la evolución del proceso.
  • Reeducación vocal, si existe abuso vocal. Incluye tratamiento logopédico una vez que se ha hecho el diagnóstico histológico de la lesión.
  • Tratamiento farmacológico acompañado de medidas higiénicas de la voz.

b. Tratamiento quirúrgico

El tratamiento quirúrgico de la laringitis crónica puede incluir:

b,1. DECORTIZACIÓN DE CUERDA VOCAL

Definición: Es un tipo de cirugía que consiste en extirpar la mucosa de la cuerda vocal afectada, enviándola en su totalidad a analizar.

Se llevará a cabo por el médico ORL-fonocirujano y, después de haber realizado un correcto diagnóstico, teniendo un triple objetivo: diagnóstico, terapéutico y profiláctico. 

Es un tipo de cirugía que hoy en día está en desuso.

b.2. MICROCIRUGÍA LARÍNGEA

En el caso de las formas blancas de laringitis, puede estar indicada la “microcirugía laríngea”, que busca dar confort al paciente.

Una vez que se ha llevado a cabo este tipo de cirugía, es preciso realizar una reeducación vocal post-quirúrgica, por un Logopeda. 

♣ LATIGAZO LARÍNGEO

Definición: Es una lesión localizada a nivel del pliegue vocal, provocada por la rotura de vasos sanguíneos de la submucosa o del músculo vocal tiroaritenoideo y, debida principalmente a un esfuerzo vocal, violento y breve.

Causas

Existen diferentes causas que puede provocar la rotura de uno o más vasos sanguíneos del músculo vocal, además de la rotura de fibras musculares:

  • Esfuerzo vocal brutal con emisión de sonidos a gran intensidad.
  • Traumatismo sobre la laringe.

Síntomas

Los síntomas más habituales son:

  • Inflamación de la zona concreta.
  • Dolor muy intenso.
  • Afonía súbita.
  • Aparición de un gran hematoma y hemorragia, como consecuencia de la rotura de las fibras musculares.

Pruebas de diagnóstico

El diagnóstico del latigazo laríngeo lo llevará a cabo el médico Foniátra, siendo muy importante que realice una rigurosa Anamnesis o estudio de la historia clínica del paciente, que incluirá preguntas sobre los síntomas, como son:

  • Tipos de síntomas.
  • Momento de aparición.
  • Intensidad.
  • Afectan o no en el desarrollo de la vida cotidiana del paciente, etc.

El estudio se complementará mediante pruebas de diagnóstico endoscópicas laríngeas, llevadas a cabo por el médico Otorrinolaringólogo o por el médico Foníatra, como pueden ser:

  1. Laringoscopia indirecta.
  2. Fibrolaringoscopia rígida o flexible.
  3. Videoestroboscopia.

Tratamiento

a. Tratamiento no quirúrgico

Incluye:

  • Reposo absoluto y obligatorio de la voz durante aproximadamente 3-4semanas e incluso más tiempo si es necesario y, siempre bajo observación  profesional, hasta la total reabsorción del hematoma.
  • Reeducación vocal, en aquellos casos en que exista un mal uso vocal. Dicha rehabilitación la llevará a cabo un Logopeda.
  • Tratamiento farmacológico, para aliviar la inflamación y el dolor.

b. Tratamiento quirúrgico

El tratamiento del latigazo laríngeo se llevará a cabo por el médico ORL-fonocirujano y, después de haber realizado un correcto diagnóstico. Se realizará una cirugía muy específica denominada Microcirugía laríngea.

Esta cirugía se llevará tan solo en aquellos casos en los cuales la patología no se resuelve espontáneamente, o bien cuando los síntomas son muy graves.

♣ LESIONES SOBRE LA GLOTIS POSTERIOR

Tipos de lesiones sobre la glotis posterior

A. EDEMA DE APÓFISIS VOCAL Y/O ARITENOIDES

Definición: Es la inflamación permanente de la cara interna de los cartílagos aritenoides, ubicados en el borde posterior de la laringe, y/o de la porción cartilaginosa de las cuerdas vocales a partir de la apófisis vocal.

Causas

Las causas más habituales son:

  • Abuso vocal.
  • Reflujo gastroesofágico.

Síntomas

Los síntomas más frecuentes son:

  • Las características acústicas de la voz casi no se ven alteradas.
  • Cansancio al hablar o fonastemia.
  • Voz de menor intensidad.
  • Dolor a nivel laríngeo que irradia hacia el oído, etc.

Pruebas de diagnóstico

El diagnóstico del edema de apófisis de cuerda vocal lo llevará a cabo el médico Foniátra, siendo muy importante que realice una rigurosa Anamnesis o estudio de la historia clínica del paciente, que incluirá preguntas sobre los síntomas, como son:

  • Tipos de síntomas.
  • Momento de aparición.
  • Intensidad.
  • Afectan o no en el desarrollo de la vida cotidiana del paciente, etc.

El estudio se complementará mediante pruebas de diagnóstico endoscópicas laríngeas, llevadas a cabo por el médico Otorrinolaringólogo o por el médico Foníatra, como pueden ser:

  1. Laringoscopia indirecta.
  2. Fibrolaringoscopia rígida o flexible.
  3. Videoestroboscopia.

Tratamiento

a. Tratamiento no quirúrgico

El tratamiento no quirúrgico puede incluir:

  • Evitar el reflujo gastroesofágico, mediantete unas recomendaciones y una dieta adecuada. Ver Dieta para reflujo gastroesofágico.
  • Reposo vocal como máximo de 1 semana, cuando las molestias son bastante importantes.
  • Reeducación vocal adecuada a la patología. La llevará a cabo un Logopeda.

B. GRANULOMAS

Definición: Es una especie de carnosidad localizada normalmente en la cara interna del cartílago aritenoides y, constituida por la proliferación de tejido conjuntivo que debido a una irritación crónica, constituye un mamelón (o carnosidad) inflamatorio.

Los granulomas de contacto generalmente son unilaterales, observándose un edema por lesión de contacto en la zona cartilaginosa de la cuerda vocal opuesta; mientras que en los ocasionados por una intubación, suelen ser bilaterales.

Este tipo de granuloma aparece con mayor frecuencia en hombres, con una personalidad agresiva, que asumen en ocasiones un tono vocal muy bajo y, que producen un ataque glótico o una intensidad vocal alta durante un período breve de tiempo, de manera que los aritenoides se golpean fuertemente el uno contra el otro provocando la lesión.

Este tipo de lesión se localiza normalmente en la cara interna del aritenoides o en el tercio posterior de la cuerda vocal.

Causas

Las causas más comunes que influyen en su aparición son:

  • Abuso vocal.
  • Trauma por intubación quirúrgica.
  • Reflujo faringo-laríngeo.
  • Colocación de teflón.

Tipos de granulomas

B.1. Granulomas postintubación

Definición: Es un tipo de granuloma que se produce como respuesta inflamatoria regenerativa, al traumatismo provocado por la sonda anestésica o por el tubo de intubación.

Causas

Las causas que pueden provocar su aparición son:

  • Pacientes sometidos a una intervención quirúrgica.
  • Pacientes intubados durante periodos prolongados, por estar por ejemplo en coma.

Síntomas

Los síntomas más habituales son:

  • Sensación de cuerpo extraño en laringe.
  • Dolor que irradia hacia el oído.
  • Alteraciones en la voz: tono bajo, un timbre solapado con desonorizaciones e  intensidad débil. Se produce cuando el granuloma impide el cierre cordal.
  • Fatiga vocal.
  • Disnea, cuando los granulomas son muy grandes.

Pruebas de diagnóstico

El diagnóstico del granuloma lo llevará a cabo el médico Foniátra, siendo muy importante que lleve a cabo una rigurosa Anamnesis o estudio de la historia clínica del paciente, que incluirá preguntas sobre los síntomas, como son:

  • Tipos de síntomas.
  • Momento de aparición.
  • Intensidad.
  • Afectan o no en el desarrollo de la vida cotidiana del paciente, etc.

El estudio se complementará mediante pruebas de diagnóstico endoscópicas laríngeas, llevadas a cabo por el médico Otorrinolaringólogo o por el médico Foníatra, como pueden ser:

  1. Laringoscopia indirecta.
  2. Fibrolaringoscopia rígida o flexible.
  3. Videoestroboscopia.

Tratamiento

a. Tratamiento no quirúrgico

  • Tratamiento farmacológico, que resuelve normalmente la mayoría de los casos: antiinflamatorios enzimáticos y antiácidos, empleados como profilaxis por si el paciente presenta reflujo faringo-laríngeo.
  • No hay justificación para reeducación vocal.

b. Tratamiento quirúrgico

El tratamiento quirúrgico de los granulomas postintubación se llevará a cabo por el médico ORL-fonocirujano y, después de haber realizado un correcto diagnóstico. Consistirá en realizar una cirugía muy específica denominada Microcirugía laríngea.

Cada vez es menos frecuente realizar este tipo de intervención,  por la posibilidad que existe de recidiva, recomendándose tan solo en aquellos casos en los que el granuloma sea voluminoso y cause molestias.

Es importante realizar reposo vocal absoluto y obligatorio de 1  semana, después de la intervención.

Es fundamental, que el Logopeda lleve a cabo después de la cirugía una Reeducación vocal con la “técnica tipo Sándwich”, que consiste en realizar una rehabilitación vocal pre y post-operatoria, considerándose imprescindible para que los  resultados de la microcirugía sean satisfactorios.

B.2. Granulomas por reflujo gastro-esofágico

Definición: Es un tipo de granuloma que se produce por una hiperacidez inducida por el reflujo gastro-esofágico, que a su vez provoca una inflamación crónica a nivel de la glotis posterior, que va a favorecer la aparición de una ulceración con la consiguiente formación de tejido granuloso.

Causas

La causa responsable de dicha lesión es:

  • Reflujo gastro-esofágico. El ácido gástrico representa un irritante constante en la laringe posterior, en mucosas sanas o previamente traumatizadas, por lo que el reflujo faringo-laríngeo se ha considerado a la vez, como etiología independiente y asociada a la formación de este tipo de lesiones.

Síntomas

Los síntomas más habituales son:

  • Diferentes grados de disfonía.
  • Tos seca.
  • Carraspeo.
  • Sensación de cuerpo extraño en garganta.


Pruebas de diagnóstico

El diagnóstico del granuloma lo llevará a cabo el médico Foniátra, siendo muy importante que lleve a cabo una rigurosa Anamnesis o estudio de la historia clínica del paciente, que incluirá preguntas sobre los síntomas, como son:

  • Tipos de síntomas.
  • Momento de aparición.
  • Intensidad.
  • Afectan o no en el desarrollo de la vida cotidiana del paciente, etc.

El estudio se complementará mediante pruebas de diagnóstico endoscópicas laríngeas, llevadas a cabo por el médico Otorrinolaringólogo o por el médico Foníatra, como pueden ser:

  1. Laringoscopia indirecta.
  2. Fibrolaringoscopia rígida o flexible.
  3. Videoestroboscopia.

Tratamiento

a. Tratamiento  no quirúrgico

Este tratamiento incluye:

  • El paciente se derivará a un especialista del aparato digestivo, para que realice un diagnóstico correcto. Es importante que el paciente siga una dieta específica para tratar el reflujo gastro-esofágico. Ver Dieta para el reflujo gastroesofágico.
  • Está contraindicado el tratamiento farmacológico con corticosteroides, ya que pueden agravar aún más el reflujo.
  • No está justificada la rehabilitación vocal.

b. Tratamiento quirúrgico

El tratamiento quirúrgico de los granulomas por reflujo gastro-esofágico se llevará a cabo por el médico ORL-Fonocirujano y, después de haber realizado un correcto diagnóstico. Se realizará una cirugía muy específica denominada Microcirugía laríngea por vía laringoscópica.

En la mayoría de los casos estas lesiones suelen desaparecer con el paso del tiempo y con el tratamiento adecuado y, tan solo en aquellas ocasiones en que persistan, debenrán ser resecadas quirúrgicamente.

♣ LESIONES PARANODULARES

Tipos de lesiones paranodulares

A. PSEUDOQUISTE SEROSO

Definición: Es un edema localizado en las cuerdas vocales , a nivel de la submucosa, que se presenta encapsulado, de pared translúcida y con contenido seroso en su interior.

Este tipo de lesión es siempre unilateral.

pseudouiste-seroso-c-v-dcha-pg-182-183- y- edema-fusiforme-c-v- izda.jpg
  Imagen de Seudoquiste seroso cv derecha yedema fusiforme cv izquierda
Causas

Los pseudoquistes serosos pueden ser provocados por:

  • Microtraumatismo producido por el abuso vocal.
  • Procesos rinosinusales.
  • Procesos alérgicos.
  • Tabaquismo.
  • Ambiente laboral contaminado, etc.

Pruebas de diagnóstico

El diagnóstico del pseudoquite seroso lo llevará a cabo el médico Foniátra, siendo importante que realice una rigurosa Anamnesis o estudio de la historia clínica del paciente, que incluirá preguntas sobre los síntomas, como son:

  • Tipos de síntomas.
  • Momento de aparición.
  • Intensidad de los síntomas.
  • Afectan o no en el desarrollo de la vida cotidiana del paciente, etc.

El estudio se complementará mediante una serie de pruebas de diagnóstico endoscópicas laríngeas, llevadas a cabo por el médico Otorrinolaringólogo y por el medico Foníatra, como pueden ser:  

  1. Laringoscopia indirecta.
  2. Laringoscopia directa: Se puede realizar con un Fibrolaringoscopio rígido o flexible.
  3. Videoestroboscopia.

Tratamiento

a. Tratamiento no quirúrgico

Incluye:

  • Tratamiento farmacológico para tratar la posible infección a nivel de las vías respiratorias superiores.
  • Reposo de voz profesional, como mínimo durante 4-6 semanas.

b. Tratamiento quirúrgico

El tratamiento quirúrgico del peudoquiste seroso se llevará a cabo por el médico ORL-Fonocirujano, después de haber realizado un correcto diagnóstico. Se realizará una cirugía muy específica denominada Microcirugía laríngea por vía laringoscópica, disecando el quiste mediante un micro-bisturí y unas micro-pinzas.

Es necesario seguir un  reposo vocal absoluto y obligatorio de 1 semana, posterior a la cirugía.

Es fundamental, que el Logopeda lleve a cabo después de la cirugía una Reeducación vocal con la “técnica tipo Sándwich”, que consiste en realizar una rehabilitación vocal pre y post-operatoria, considerándose imprescindible para que los  resultados de la microcirugía sean satisfactorios.

B. EDEMA FUSIFORME

Definición: Es una lesión que se traduce en un edema de las cuerdas vocales y, que afecta tanto a la submucosa con importantes procesos inflamatorios, como a la mucosa de dichas cuerdas vocaless.

Se localiza en los dos tercios anteriores de la cuerda vocal y es más extenso que un pseudo-quiste.

Edema-fusiforme-c-v-.izda-pg-183.jpg
Imagen de Edema fusiforme cv izquierda
Causas

Los principales factores desencadenantes son:
  • Abuso vocal.
  • Inhalación de agentes irritantes: tabaco, alcohol, agentes químicos, etc.
Pruebas de diagnóstico

El diagnóstico del edema fusiforme lo llevará a cabo el médico Foniátra, siendo importante que realice una rigurosa Anamnesis o estudio de la historia clínica del paciente, que incluirá preguntas sobre los síntomas, como son:
  • Tipos de síntomas.
  • Momento de aparición.
  • Intensidad de los síntomas.
  • Afectan o no en el desarrollo de la vida cotidiana del paciente, etc.

El estudio se complementará mediante una serie de pruebas de diagnóstico endoscópicas laríngeas, llevadas a cabo por el médico Otorrinolaringólogo y por el medico Foníatra, como pueden ser:  

  1. Laringoscopia indirecta.
  2. Laringoscopia directa: Se puede realizar con un Fibrolaringoscopio rígido o flexible.
  3. Videoestroboscopia.

Tratamiento

a. Tratamiento no quirúrgico

Incluye:

  • Eliminar los agentes irritantes, como son: tabaco, alcohol, etc.
  • Tratamiento farmacológico inicial, con antiinflamatorios.
  • Reposo de voz profesional, como mínimo durante 8-12 semanas.

b. Tratamiento quirúrgico

El tratamiento quirúrgico del edema fusiforme se llevará a cabo por el médico ORL-fonocirujano, después de haber realizado un correcto diagnóstico. Se realizará una cirugía muy específica denominada Microcirugía laríngea por vía laringoscópica, disecando el quiste mediante un micro-bisturí y unas micro-pinzas.

Es necesario seguir un  reposo vocal absoluto y obligatorio de 1 semana, posterior a la cirugía.

Es fundamental, que el Logopeda lleve a cabo después de la cirugía una Reeducación vocal con la “técnica tipo Sándwich”, que consiste en realizar una rehabilitación vocal pre y post-operatoria, considerándose imprescindible para que los  resultados de la microcirugía sean satisfactorios. 

♣ NEOPLASIA INCIPIENTE DE CUERDA VOCAL

Definición: Es un crecimiento anormal de tejido nuevo localizado a nivel de la cuerda vocal, pudiendo ser canceroso (maligno) o no canceroso (benigno).

Se considera que el cáncer incipiente de cuerda vocal aparece asociado normalmente al consumo abusivo de tabaco y/o alcohol, que se desarrolla sobre una displasia ya instaurada y, que normalmente surge a partir de una laringitis crónica.

Puede localizarse en cualquier zona de la cuerda vocal, puede ser unilateral o bilateral y, normalmente presenta síntomas parecidos a los de una  laringitis crónica.

Leucoplasia-en-cuerda-vocal -azda-pg-184.jpg Tumor-amioeloide-de-cuerda-vocal-izda.jpg
Imagen de Leucoplasia en cv izquierda   Imagen de Tumor amieloide en cv izquierda

Las laringitis crónicas se presentan normalmente en formas simples, en las que solo se aprecian fenómenos de congestión de la cubierta de las cuerdas vocales; aunque en ocasiones se muestran en formas más evolucionadas llamadas Leucoplasias, en las cuales la inflamación es mayor, pudiendo aparecer áreas de la cubierta vocal engrosadas y, con una coloración blanquecina.

Estas lesiones inicialmente son benignas, pero en determinadas circunstancias pueden sufrir cambios degenerativos a nivel celular, denominas atipias celulares o Displasias y, consideradas lesiones premalignas o precancerosas.

Tipos de Displasias:

Las displasias se clasifican, según “Kleinsasser”, basándose en la extensión de la lesión, en:

  • Estadio I: displasia simple
  • Estadio II: displasia moderada
  • Estadio III: displasia severa
  • Carcinoma “in situ”

La correlación es, que a mayor grado de displasia mayor probabilidad de evolucionar a un carcinoma y, la realidad es que si estas lesiones no se tratan siguen progresando haciendo desaparecer el espacio de Reinke y, evolucionando hacia un carcinoma micro-invasivo.

La frecuencia con que una laringitis crónica sufre una degeneración maligna es difícil de determinar, pero la realidad es que una laringitis con displasia tiene una gran probabilidad de convertirse, con el tiempo, en un Carcinoma Laríngeo. De esto se deriva la importancia de realizar un control estricto de los pacientes que presentan este tipo de patologías.

Tipos de Carcinomas

Existen diferentes Carcinomas Laríngeos, aunque el Carcinoma Epidermoide constituye el 90% de todas las neoplasias malignas laríngeas.

Según su localización pueden clasificarse en:

  • Cáncer intrínseco. Se desarrollan sobre las cuerdas vocales.
  • Cáncer extrínseco. Se desarrolla en otra porción de la laringe.

Su sintomatología será diferente en función de cual sea la localización concreta de la lesión.

Síntomas

El 80% de carcinomas se inician en las cuerdas vocales, por lo que es muy normal que se produzca una alteración de la voz.

Los síntomas varían en función de la localización y extensión de la lesión:

  • Ronquera o disfonía. Cuando la neoplasia es extrínseca, no producen síntomas tempranos de la laringe, porque no interfieren para nada con la voz.
  • Dolor. Es un síntoma tardío en carcinomas extrínsecos, pero en otros casos y debido a la ulceración, pueden presentar dolor cuando ingieren frutas ácidas,  bebidas muy calientes, etc.
  • Disfagia. Cuando infiltra a la hipofaringe o esófago.
  • Disnea. Cuando infiltra a la hipofaringe o esófago.
  • Pérdida del apetito.
  • Pérdida de peso.
  • Aliento fétido.
  • Debilidad general progresiva.

Pruebas de diagnóstico

El diagnóstico de la neoplasia de cuerda vocal la llevará a cabo el médico Otorrinolaringólogo y/o el médico Foniátra, siendo muy importante que realice una riguoosa Anamnesis o estudio de la historia clínica del paciente, que incluirá preguntas sobre los síntomas, como son:

  • Tipos de síntomas.
  • Momento de aparición.
  • Intensidad de los síntomas. 
  • Presencia de otros síntomas.
  • Afectan o no en el desarrollo de la vida cotidiana del paciente, etc.

El estudio se complementará mediante una serie de pruebas de diagnóstico endoscópicas laríngeas, llevadas a cabo por el médico Otorrinolaringólogo y por el medico Foníatra, como pueden ser:  

  1. Laringoscopía indirecta.
  2. Laringoscopía directa. Mediante el empleo de un  fibroscopio flexible de fibra  óptica, aunque en ocasiones no es posible obtener una buena imagen de la extensión del tumor. En estos casos se pueden solicitar otras pruebas radiológicas.
  3. Videoestroboscopía. Es una nueva técnica que utiliza un equipo de estroboscopia, para hacer un análisis más preciso de la actividad del tejido endolaríngeo durante  la fonación.
  4. Tomografía Computarizada (TAC). Permite no sólo estudiar el tejido blando, sino también el hueso y el cartílago que forman la laringe.
  5. Resonancia Nuclear Magnética (RNM). Proporciona un excelente medio para valorar los tejidos blandos de la endofaringe.
  6. Radiografía Contrastada de la hipofaringe, para el diagnóstico de los tumores  grandes.
  7. Biopsia. Se realiza para un diagnóstico definitivo del tumor, mediante laringoscopia indirecta o directa y, con anestesia local o general.

Tratamiento

a. Tratamiento no quirúrgico

Incluye:

  • Tratamiento farmacológico, que se establecerá en función del resultado anatomopatológico y de la ubicación concreta de la lesión.
  • Higiene vocal adecuada, siendo fundamental abandonar el consumo de tabaco y/o alcohol.

b. Tratamiento quirúrgico

Existen diferentes alternativas quirúrgicas de la neoplasia incipiente de cuerda vocal y, será el médico ORL-Fonocirujano, quien después de haber realizado un correcto diagnóstico, determine  la cirugía más adecuada para cada caso:

b.1. MICROLARINGOSCOPIA

Consiste en realizar una biopsia, si existe sospecha de malignización de la lesión.

b.2. MICROCIRUGÍA INSTRUMENTAL CON DECORTIZACIÓN


Se realiza una decortización de cuerda vocal con láser o radioterapia, según la gravedad y extensión de la lesión..

Es necesario seguir un  reposo vocal absoluto y obligatorio de 1 semana, posterior a la cirugía.

Es fundamental, que el Logopeda lleve a cabo después de la cirugía una Reeducación vocal con la “técnica tipo Sándwich”, que consiste en realizar una rehabilitación vocal pre y post-operatoria, considerándose imprescindible para que los  resultados de la microcirugía sean satisfactorios.

♣ NÓDULO VOCAL

Definición: Es un crecimiento benigno (no cancerígeno) de la cuerda vocal, debido a un engrosamiento con forma de callo de la capa superficial de la mucosa y, secundario a una fonación defectuosa.

nOdulos_bilaterales_prequirUrgicos.jpg
Imagen pre-quirúrgica de nódulos bilaterales

Los nódulos son pequeños, tienen forma de callo y generalmente son bilaterales; es decir, aparece uno en cada cuerda vocal.

Normalmente se ubican a nivel de la unión del tercio anterior con los dos tercios posteriores de la cuerda vocal, área que recibe la mayor parte de la presión cuando éstas se juntan y vibran.
 
Inicialmente son unas lesiones blanquecinas que comienzan con edema y vasodilatación, pero a medida que el proceso se vuelve crónico aparecen depósitos de fibrina que le dan una consistencia más firme y dura.
 
Este tipo de lesión generalmente ocurre en profesionales de la voz, por ejemplo: locutores, cantantes, profesores, vendedores y por eso se les llama "lesión de los cantantes“.

Son más frecuentes en mujeres de 20 a 40 años y también tienen prevalencia en la infancia, sobre todo en niños gritones, demandantes o líderes de grupo.

Causas

Las causas más importantes son:
  • Abuso vocal. Se considera que el factor desencadenante de la formación de nódulos es sin duda el fonotraumático; es decir, “un esfuerzo vocal prolongado”.
  • Mal uso de la voz, el cual puede provocar una disfonía que empeora con la actividad vocal.

Síntomas

Los síntomas más característicos son:

  • Disfonía. La voz se vuelve ronca, baja y entrecortada, con un timbre rasposo, carente de modulación  y melodía.
    No está condicionada por el tamaño del nódulo sino por la tensión de las cuerdas vocales; es decir, si son hipo o hipertónicas.
  • Fatiga vocal o fonastemia.  Se presenta cuando los nódulos son grandes y bilaterales, por lo que no permiten un cierre glótico completo y se produce un gran escape de aire.

Pruebas de diagnóstico

El diagnóstico del nódulo vocal lo llevará a cabo el médico Foniátra, siendo importante que realice una rigurosa Anamnesis o estudio de la historia clínica del paciente, que incluirá preguntas sobre los síntomas, como son:

  • Tipos de síntomas.
  • Momento de aparición.
  • Intensidad de los síntomas.
  • Afectan o no en el desarrollo de la vida cotidiana del paciente, etc.

El estudio se complementará mediante una serie de pruebas de diagnóstico endoscópicas laríngeas, llevadas a cabo por el médico Otorrinolaringólogo y por el medico Foníatra, como pueden ser:  

  1. Laringoscopia indirecta.
  2. Laringoscopia directa: Fibrolaringoscopio rígida o flexible.
  3. Videoestroboscopia. En ocasiones podemos percibir ausencia de onda mucosa en la zona del nódulo.
  4. Biopsia. En ciertos casos se toma una pequeña muestra de tejido para examinarla al microscopio y tener la certeza de que la lesión no es cancerosa.

Tratamiento

a. Tratamiento no quirúrgico

El tratamiento no quirúrgico más adecuado va a depender del tipo de nódulo que tengamos.

a.1. Nódulo pequeño y reciente

Son normalmente de corta evolución, pequeños e inflamatorios.

Se recomienda:

  • Reposo vocal como máximo de 1 semana y, para cantantes el reposo de la voz profesional debe estar entre 1 – 2 meses.
  • Tratamiento farmacológico adecuado, siempre que el médico especialista lo considere preciso. Se pueden prescribir antiinflamatorios, corticoides, miorrelajantes, que mejorarán los síntomas.
  • Reeducación vocal según precise la lesión. La llevará a cabo un logopeda.

a.2. Nódulo antiguo y queratinizado

Normalmente se trata de nódulos de larga evolución, grandes y de aspecto fibroso.
  
Se recomienda:

  • Tratamiento farmacológico. Se establece siempre inicialmente,  aunque en estos casos es muy probable que se tenga que recurrir a cirugía.

b. Tratamiento quirúrgico

El tratamiento quirúrgico de los nódulos estará indicado en la mayoría de los casos, sobre todo para aquellos que son de antigua aparición y que están queratinizados.

Se llevará a cabo por el médico ORL-fonocirujano y, después de haber realizado un correcto diagnóstico, una cirugía muy específica denominada Microcirugía laríngea por vía laringoscópica.

Es necesario seguir un  reposo vocal absoluto y obligatorio de 1 semana, posterior a la cirugía.

Es fundamental, que el Logopeda lleve a cabo después de la cirugía una Reeducación vocal con la “técnica tipo Sándwich”, que consiste en realizar una rehabilitación vocal pre y post-operatoria, considerándose imprescindible para que los  resultados de la microcirugía sean satisfactorios.

Hay evidencia de que la cirugía es beneficiosa, sobre todo en aquellos casos en los que ha fracasado la reeducación vocal, aunque se recomienda comenzar siempre con el tratamiento logopédico.

♣ PAPILOMATOSIS LARÍNGEA

Definición: Son lesiones o tumores benignos, que se forman dentro de la laringe, como resultado de un crecimiento epitelial provocado por distintas cepas del Virus del Papiloma Humano o HPV, principalmente el 6 y 11.

La papilomatosis laríngea puede provocar el crecimiento de tumores dentro de la caja de voz o laringe, donde tienden a presentarse en los pliegues vocales verdaderos, los falsos, la subglotis y la superficie laríngea de la epiglotis. También es frecuente la aparición de etas lesiones en el conducto del aire, desde la nariz a los pulmones.

En concreto la papilomatosis respiratoria recurrente es la etiología más común de tumores laríngeos en niños menores de 3 años, en los que suele ser más agresiva y recidiva en comparación con los adultos, aunque también puede afectar a éstos últimos.

Inicialmente son lesiones benignas, aunque su proliferación silenciosa, múltiple y desordenada puede llegar a obstruir la vía aérea, provocando complicaciones que se extienden al árbol traqueo-bronquial, e incluso evolucionar a una degeneración maligna como el Carcinoma, principalmente en adultos.

Síntomas

Los síntomas más habituales son:

  • Tos.
  • Disfonía tipo ronquera.
  • Llanto débil. Suele aparecer cuando las lesiones se ubican en los tercios medio y anterior de los pliegues vocales.
  • Obstrucción respiratoria de grado variable con disnea y estridor, que en ocasiones puede ser bifásico.
    El paciente presenta este cuadro cuando las lesiones crecen rápidamente, ubicándose en la porción posterior de la glotis.

La evolución clínica suele ser impredecible y variable según cada paciente, observándose en algunos niños la remisión espontánea de la enfermedad durante la adolescencia.

Pruebas de diagnóstico

El diagnóstico de la papilomatosis laríngea la llevará a cabo el médico Otorrinolaringólogo y/o el médico Foniátra, siendo muy importante que realice una riguoosa Anamnesis o estudio de la historia clínica del paciente, que incluirá preguntas sobre los síntomas, como son:

  • Tipos de síntomas.
  • Momento de aparición.
  • Duración e intensidad de los síntomas. 
  • Presencia de otros síntomas.
  • Afectan o no en el desarrollo de la vida cotidiana del paciente, etc.

El estudio se complementará mediante una serie de pruebas de diagnóstico endoscópicas laríngeas, llevadas a cabo por el médico Otorrinolaringólogo y por el medico Foníatra, como pueden ser:  

  1. Laringoscopía indirecta.
  2. Laringoscopía directa. Mediante el empleo de un  fibroscopio flexible de fibra  óptica, aunque en ocasiones no es posible obtener una buena imagen de la extensión del tumor. En estos casos se pueden solicitar otras pruebas radiológicas.
  3. Videoestroboscopía. Es una nueva técnica que utiliza un equipo de estroboscopia, para hacer un análisis más preciso de la actividad del tejido endolaríngeo durante  la fonación.
  4. Tomografía Computarizada (TAC). Permite no sólo estudiar el tejido blando, sino también el hueso y el cartílago que forman la laringe.
  5. Resonancia Nuclear Magnética (RNM). Proporciona un excelente medio para valorar los tejidos blandos de la endofaringe.
  6. Radiografía Contrastada de la hipofaringe, para el diagnóstico de los tumores  grandes.
  7. Biopsia. Se realiza para un diagnóstico definitivo del tumor, mediante laringoscopia indirecta o directa y, con anestesia local o general.

Tratamiento

a. Tratamiento no quirúrgico

a.1. Tratamiento farmacológico

Se lleva a cabo el tratamiento con principios activos, como pueden ser: Indol-3-carbinol, Interferón-alfa, etc.; y actualmente con antivirales como el  Cidofovir entre otros, con los que se consigue en algunos casos, una prolongación en el tiempo entre la aparición de los diferentes episodios de la enfermedad, pero no un control completo de la misma.

a.2. Quimioterapia

b. Tratamiento quirúrgico

El tratamiento quirúrgico de la papilomatosis laríngea se llevará a cabo por el médico ORL-fonocirujano, siendo necesario realizar previamente una toma de biopsia de la lesión.

Posteriormente se lleva a cabo una resección del tumor, siendo siempre el objetivo quirúrgico recuperar la permeabilidad de la vía aérea, para lo cual se reseca el tumor con instrumental micro-quirúrgico, láser de CO2, o bien inyectando en la lesión un producto antivírico, llamado Cidofovir.

Estos tumores tienden a reaparecer, pudiendo ser necesario en algunos pacientes tener que repetir la cirugía en varias ocasiones.

♣ PARÁLISIS DE CUERDA VOCAL O PARÁLISIS RECURRENCIAL UNI O BILATERAL

También conocida como Pliegue vocal inmóvil.

Definición: Es la pérdida total o parcial de la capacidad de mover los músculos aritenoides que controlan las cuerdas vocales, no pudiendo incluso realizar los movimientos de abducción, aducción y vibración de la mucosa, a causa de una lesión localizada en el nervio laríngeo inferior.

paralisis-recurrencial-drcha-pg-189.jpg
Imagen de Parálisis recurrencial cv derecha

El pliegue vocal puede estar inmóvil por una lesión del nervio laríngeo inferior, o por una obstrucción mecánica, pudiendo ser la parálisis uni o bilateral, según si están afectadas una o las dos cuerdas vocales.

Hablamos de parálisis cuando existe ausencia completa de movimiento del pliegue vocal y, paresia cuando existe algún grado de movimiento, ambos casos son debidos a una lesión nerviosa.

En el caso de la parálisis unilateral, que generalmente ocurre con mucha mayor frecuencia, se suele producir una compensación por acción de la cuerda vocal sana; mientras que en la parálisis bilateral se puede producir una recuperación espontánea al cabo de 6 meses a 1 año.

Causas

Las causas más frecuentes de parálisis de pliegues vocales son:
  • Traumatismos en la cabeza.
  • Traumatismos sobre el nervio debido a una cirugía de tórax, cuello, base de cráneo o más frecuentemente, en la cirugía tiroidea o tiroidectomía.
  • Lesiones del cuello.
  • Secuelas de una intubación quirúrgica.
  • Derrame cerebral.
  • Tumoral: - 1º Cáncer bronquial
                  - 2º Cáncer esófago
                  - 3º Cáncer tiroides
                  - otros: cáncer pulmonar, tumores en el cerebr.
  • Ciertas enfermedades neurológicas, como la esclerosis múltiple o la enfermedad de Parkinson.
  • Lesiones cardiovasculares: aneurisma  de aorta, aneurisma de subclavia, etc.
  • Lesiones en los nervios que llegan a la laringe.
  • Enfermedades desmielinizantes.
  • Infección vírica de los nervios o neurotoxinas (sustancias que envenenan o destruyen el tejido nervioso), como el plomo o las toxinas producidas durante la enfermedad de la difteria.
  • Obstrucción mecánica. Debido a una cicatrización, un tumor oculto o una  fijación de la articulación cricoaritenoidea secundaria a un proceso inflamatorio crónico, como es por ejemplo la artritis.

Síntomas

Es una patología común que puede ir desde leve, en la mayoría de los casos, a mortal  cuando una o ambas cuerdas vocales se paralizan, quedando abiertas  y, permitiendo que la comida o los líquidos pasen hacia la tráquea y los pulmones.

La parálisis de las cuerdas vocales puede afectar:

  • Al habla.
  • A la espiración.
  • A la deglución.

Realmente el síntoma más frecuente es la disfonía que puede ser de intensidad variable, dificultad para hacerse oír en ambientes mínimamente ruidosos, por teléfono, etc.

Tipos de parálisis

A.PARÁLISIS CORDAL UNILATERAL

Definición: Es un tipo de parálisis durante el cual es uno de los dos pliegues vocales el que sufre parálisis, debido a la afectación del nervio recurrente.

Normalmente y en la mayoría de los casos, es la cuerda vocal izquierda la que se ve más afectada.

La parálisis unilateral es la que se presenta con mayor frecuencia y durante la misma, el paciente no puede juntar adecuadamente sus pliegues vocales en la línea media, lo que lleva a un cierre glótico inadecuado.

Es habitual que  la cuerda vocal sana tienda a compensar la falta de movilidad de la otra, aunque si ésto no sucede, será necesario recurrir a un tratamiento quirúrgico concreto.

Síntomas

Las consecuencias directas que se derivan de este tipo de parálisis son:

  • La voz suena débil, ronca y entrecortada. Los pacientes necesitan tomar constantemente aire para poder continuar hablando
  • Disfonía y voz bitonal.
  • Problemas de aspiración en la vía aérea. Normalmente el pliegue vocal paralizado, con el tiempo presentará una disminución de su masa debido a una atrofia del músculo, lo que contribuye al cierre deficiente de la glotis.
  • Fonastenia o cansancio al hablar. El paciente requiere de un gran esfuerzo al hablar,  para ser escuchado.
  • Incapacidad para realizar esfuerzos físicos.
  • La vía respiratoria no resulta normalmente obstruida, ya que la cuerda normal que se encuentra al otro lado, se abre lo suficiente para compensar la parálisis.

B. PARÁLISIS CORDAL BILATERAL

Definición: Es un tipo de parálisis durante la cualn son los dos pliegues vocales los que sufren de parálisis.

Generalmente en estos pacientes se produce un cuadro de obstrucción de la vía aérea, que en ocasiones es tan severo que requiere una actuación médica inmediata, que consistirá en realizar una microcirugía laríngea específica.

Síntomas

Los síntomas más frecuentes que nos encontramos en estos tipos de parálisis son:

  • La voz se reduce en fuerza, no presenta problemas de aspiración, e incluso puede seguir sonando normal.
  • Disfonía primero y luego disnea.
  • La vía respiratoria se ve obstaculizada, debido a que el espacio entre las cuerdas  paralizadas es muy pequeño, por lo que incluso un ejercicio moderado causa  dificultades respiratorias, disnea y, un sonido ronco y agudo con cada respiración.

En algunos pacientes la obstrucción se manifiesta inmediatamente tras la lesión, pero en otros casos aparece de forma lenta y progresiva, por lo que la consulta del afectado es mucho tiempo después de haber sucedido la lesión y, normalmente durante el transcurso de una infección de la vía respiratoria superior, ya que es cuando se produce un mayor cierre de la vía aérea.

Pruebas de diagnóstico de las parálisis
                                            
El diagnóstico de las parálisis de cuerda vocal lo llevará a cabo el médico Foniátra, siendo importante que realice una rigurosa Anamnesis o estudio de la historia clínica del paciente, que incluirá preguntas sobre los síntomas, como son:

  • Tipos de síntomas.
  • Momento de aparición.
  • Intensidad de los síntomas.
  • Afectan o no en el desarrollo de la vida cotidiana del paciente, etc.

El estudio se complementará mediante una serie de pruebas de diagnóstico endoscópicas laríngeas, llevadas a cabo por el médico Otorrinolaringólogo y por el medico Foníatra, como pueden ser:  

  1. Laringoscopia indirecta.
  2. Laringoscopia directa, mediante fibroscopio. Nos permite realizar un examen directo del interior de la laringe, de los conductos bronquiales y/o del esófago.
  3. Videoestroboscopia.
  4. TC o Tomografía Computadorizada de la cabeza, cuello, tórax y glándula tiroides.
  5. Electromiografía de laringe. Prueba que mide la actividad muscular (actividad eléctrica) de los músculos, a través de los impulsos nerviosos que llegan hasta ellos, mediante unas agujas con electrodos que se insertan, por laringoscopia  directa o bien por videonasolaringoscopia, en los músculos en los que se va a  estudiar la lesión o daño.
    Este tipo de prueba se realiza en casos muy especiales.

Tratamiento

Resulta prudente, en situaciones en que la causa de la parálisis es una lesión del nervio, esperar un tiempo razonable antes de instaurar un tratamiento definitivo. Este período puede ir desde los 6 a los 11 meses, aunque se considera en general que un nervio que no ha recuperado su función parcial o completa antes de los 6 meses, es muy poco probable que lo haga después de transcurrido este tiempo.

El tipo de lesión responsable de la parálisis cordal, va a determinar en gran parte el comienzo, evolución, severidad y pronóstico del cuadro clínico.

Además, el tratamiento establecido va a depender a su vez de la causa, pronóstico, profesión y estado general del paciente y, de los datos que aporten el examen foniátrico, el examen funcional, la estroboscopia, y la electromiografía laríngea.

a. Tratamiento quirúrgico

El  tratamiento quirúrgico de la parálisis de cuerda vocal se llevará a cabo una vez que se ha esperado un tiempo prudencial y, se observa que no ha habido una  recuperación del nervio; o bien  si existen importantes complicaciones o riesgos por aspiración. En estos casos el l médico ORL-Fonocirujano procederá al tratamiento quirúrgico, mediante una cirugía muy específica que se conoce como Laringoplastia.

LARINGOPLASTIA

Definición: Incluye aquellos procedimientos quirúrgicos mas frecuentes, que tienen como objetivo restaurar la posición anatómica ideal de la cuerda vocal dentro de la laringe y mejorar el cierre glótico, ambos alterados por diversas enfermedades.

Este procedimiento quirúrgico se puede aplicar tanto en parálisis unilateral como bilateral de cuerdas vocales.

Tipos de laringoplastia:

1. Laringoplastia de medialización por inyección de grasa

Definición: Cirugía microlaríngea, que consiste en la extracción previa de grasa de la región abdominal del paciente, e inyectársela posteriormente por vía endolaríngea y bajo anestesia general en las dos cuerdas vocales, de manera que se consigue un aumento de la masa de las mismas, lo que se traduce en que sus bordes se ponen en contacto en la línea media, mejorando así el cierre glótico.

La grasa en ocasiones puede reabsorberse dependiendo de su preparación previa antes de inyectarla, de manera que si se hace correctamente, en la mayoría de los casos no es preciso realizar una nueva lipo-inyección.

Estos pacientes deben guardar reposo vocal absoluto durante los 4 días posteriores al procedimiento, para evitar la salida del material inyectado, siguiendo el protocolo indicado de retorno gradual de la voz y continuando con la terapia vocal adecuada.

Hoy en día la técnica de elección es la lipo-inyección bilateral en los pliegues vocales.

2. Laringoplastia de medialización por inyección de silicona

Definición: Cirugía microlaríngea, que consiste  en la inyección de silicona líquida por vía endolaríngea.

Este tipo de laringoplatia se utilzará en aquellos casos en los que la técnica de lipo-inyección de grasa no resulta del todo satisfactoria, o bien en los pacientes que por ser extremadamente delgados apenas disponen de grasa abdominal.

El procedimiento a todos los efectos es el mismo  que el descrito anteriormente, variando únicamente la sustancia inyectada.

3. Laringoplastia de medialización por vía externa o Tiroplastia

Definición: Cirugía que consiste en la  utilización de prótesis  de materiales como el silastic o gore-tex, que  introducidos a través de una pequeña incisión en el cuello son colocados en el cartílago tiroides, facilitando así que los bordes de las cuerdas vocales se junten en la línea media.

Tipos de tratamientos

El tipo de tratamiento va a ser diferente en función de la situación concreta ante la cual nos encontremos:

a. Parálisis de etiología conocida, sintomatología importante y parálisis unilateral

Se lleva a cabo una laringoplastia, que consiste en inyectar  en la cuerda paralizada silicona, o bien una inyección autóloga de grasa.

Se consigue acercar la cuerda paralizada a la línea media, con lo cual la otra cuerda puede entrar en contacto con ella y, en consecuencia, ambas van a proteger el conducto respiratorio durante la deglución, mejorando también el habla.

Nunca
se debe prescribir después de la infiltración reposo vocal

b. Parálisis de etiología conocida,  no maligna y consulta rápida del paciente

Inicialmente reeducación vocal y si no mejora a los 2-3 meses será necesario una microcirugía laríngea con rehabilitación vocal post-cirugía.

c. Parálisis de etiología desconocida y pruebas de diagnóstico negativas

El Logopeda llevará a cabo inicialmente una reeducación vocal y, si a los 2-3 meses no mejora, se realizará una microcirugía laríngea con rehabilitación postquirúgica.

d. Parálisis de etiología conocida o desconocida, el paciente consulta tarde y en el examen funcional aparecen indicios de atrofia

Será necesario realizar una microcirugía laríngea y reeducación vocal post-operatoria.

e. Parálisis bilateral

El objetivo primordial es mantener  adecuadamente abierta  la vía respiratoria, lo cual resulta difícil, por lo que puede ser necesario realizar una Traqueostomía, cirugía que consiste en realizar una apertura en la tráquea a través del cuello, con el fin de permitir que el aire entre en los pulmones sin pasar por las cuerdas vocales.

En ocasiones puede llevarse a cabo una Aritenoidectomía, cirugía durante la cual se consigue que las cuerdas vocales queden  permanentemente separadas, de manera que se amplía la vía respiratoria, aunque puede empeorar la calidad de la voz.

♣ PÓLIPO VOCAL

Definición: Es un crecimiento blando, benigno (no canceroso), parecido a una ampolla y de naturaleza inflamatoria, provocado por agentes irritantes, como el tabaco, alcohol, contaminantes ambientales, etc., debido a afecciones de las vías respiratorias superiores o bien por abuso vocal.

Polipo-c-v-dcha-pg.193-194.jpg polipo_post-quirurgico.jpg
Imagen pre-quirúrgica de pólipo cv derecha Imagen post-quirúrgica 

Normalmente se implantan en la mitad anterior de la cuerda vocal, en su borde libre o en la cara superior y,  aunque suelen ser unilaterales también los hay bilaterales. Pueden ser sésiles o pediculados.

Aparecen con mayor frecuencia en hombres que en mujeres y, se consideran las lesiones benignas más habituales junto con los nódulos.

Causas

Las causas más habituales, responsbles de su aparición son:

  • Abusos vocales violentos e intensos, como por ejemplo: tos, gritos, tocar instrumentos de viento, etc.
  • Exposición a agentes iritantes. El consumo de tabaco durante un tiempo prolongado, alcohol, contaminentes ambientales, etc.
  • Infección de las vías respiratorias altas.
  • Presencia de hipotiroidismo.
  • Reflujo gastroesofágico.

Síntomas

Los síntomas más característicos son:

  • Voz ronca. Inicialmente comienzan con una voz ronca, baja y entrecortada y, a  medida que la lesión crece de tamaño puede aparecer una disfonía respirada.
  • Disfonía respirada. La disfonía se produce por la dificultad de las cuerdas vocales  para su correcto acercamiento.
  • Ésta alteración es constante cuando la formación es sésil y, es variable si se trata de  un pólipo con un largo pedículo, que queda intermitentemente aprisionado entre las  cuerdas vocales.
  • Si la formación está por encima o por debajo de la glotis y no alcanza un gran  volumen, la alteración de la voz es mínima o nula.
  • Carraspeo continuo.
  • Tos irritativa.
  • Picor de garganta.

Si los pólipos son de gran tamaño pueden llegar a producir:

  • Disfagia.
  • Disnea o dificultad respiratoria. Los trastornos respiratorios son excepcionales y  sólo aparecen si el pólipo alcanza un gran volumen.
  • Bloqueo del espacio glótico.

Tipos de pólipos vocales

Los pólipos vocales presentan un aspecto típico liso, blando y transparente, parecido a “una ampolla”, con una base de implantación amplia y en ocasiones pediculada.

Según su localización y su tamaño pueden tener un efecto de válvula, bloqueando la vía aérea y por lo tanto la respiración.

Según su naturaleza inflamatoria, los pólipos vocales pueden ser:

A. PÓLIPO VOCAL EDEMATOSO O GELATINOSO

Definición: Es un tipo de pólipo de apariencia gelatinosa, ya que contienen mayoritariamente plasma y algunas fibras de colágeno.

B. PÓLIPO VOCAL HEMORRÁGICO

Definición: Es un tipo de pólipo de color rojo, debido a que contiene principalmente hematíes, al disponerse entre los depósitos organizados de fibrina unos canales vascularizados. Se conoce también como “pólipo angiomatoso”.

C. PÓLIPO VOCAL GELATINOSO Y HEMORRÁGICO

Definición: Es un tipo de pólipo que es una combinación de los dos anteriores, ya que presenta una apariencia gelatinosa debido a a una acumulación de plasma y, por otro lado su color es rojo, debido a los hematíes que contiene.

Este tipo de pólipo vocal es el que se encuentra con más frecuencia.

Pruebas de diagnóstico

El diagnóstico de los pólipos de cuerda vocal lo llevará a cabo el médico Foniátra, siendo importante que realice una rigurosa Anamnesis o estudio de la historia clínica del paciente, que incluirá preguntas sobre los síntomas, como son:
  • Tipos de síntomas.
  • Momento de aparición.
  • Intensidad de los síntomas.
  • Afectan o no en el desarrollo de la vida cotidiana del paciente, etc.

El estudio se complementará mediante una serie de pruebas de diagnóstico endoscópicas laríngeas, llevadas a cabo por el médico Otorrinolaringólogo y por el medico Foníatra, como pueden ser:  

  1. Laringoscopia indirecta.
  2. Fibrolaringoscopia rígida o flexible.
  3. Videoestroboscopia. Prueba durante la cual se aprecia un defecto del cierre (irregular) con  ausencia de onda mucosa en la zona de la lesión, si ésta es firme. Cuando la lesión es edematosa, no hay alteración.
  4. Biopsia. En ciertos casos se toma una pequeña muestra de tejido para examinarla al microscopio y tener la certeza de que la lesión no es cancerosa.

Tratamiento

a. Tratamiento no quirúrgico

Incluye:

  • Supresión de los factores irritantes: tabaco, alcohol, etc.
  • Modificación de los malos hábitos vocales.
  • Tratamiento farmacológico con antiinflamatorios, corticoides (vía oral o aerosoles ), mucolíticos o vasoconstrictores suaves.
    También se debe  valorar el tratamiento farmacológico de un posible  reflujo gastro-esofágico.(crear enlace dieta refljo)
  • Rehabilitación vocal y terapia logopédica, para mejorar el tipo y modo  respiratorio, al mismo tiempo que se debe aprender una técnica vocal adecuada. 
  • Reposo de voz profesional, como mínimo durante 4 semanas.

b. Tratamiento quirúrgico

El tratamiento quirúrgico de los pólipos se llevará a cabo por el médico ORL-fonocirujano, después de haber realizado un correcto diagnóstico. Se realizará una cirugía muy específica denominada Microcirugía laríngea por vía laringoscópica.

Es necesario seguir un  reposo vocal absoluto y obligatorio de 1 semana, posterior a la cirugía.

Es fundamental, que el Logopeda lleve a cabo después de la cirugía una Reeducación vocal con la “técnica tipo Sándwich”, que consiste en realizar una rehabilitación vocal pre y post-operatoria, considerándose imprescindible para que los  resultados de la microcirugía sean satisfactorios.

♣ QUISTES VOCALES

Definición: Son unas formaciones submucosas que puede tener distinta localización:

  • Un 55%  en cuerdas vocales 
  • Un 25%  en banda ventricular 
  • Un 20%  en cara lingual de la epiglotis, a nivel de la vallécula 
Quistes-intracordales-bilaterales-pg-195-196.jpg
Imagen de Quistes intracordales bilaterales

Algunos son congénitos y otros adquiridos. Generalmente son unilaterales, excepto en los congénitos que suelen ser bilaterales y, producen en la cuerda contralateral una impronta fibrosa, que desaparecerá una vez extraído el quiste.

Presentan un aspecto blanquecino-amarillento con una pared quística (fibrosa), cuyo contenido puede ser mucoso, de sustancia amiloide, o más comúnmente de un líquido citrino amarillo claro con contenido de colesterol. Cuando se sobreinfectan, el contenido puede ser purulento.

En ocasiones pueden vaciarse espontáneamente mejorando la disfonía, pero dicha mejoría será tan solo temporal, ya que éstos tienden a formarse de nuevo.

Causas

Su etiología está relacionada con:
  • Procesos inflamatorios crónicos del tracto respiratorio.
  • Presencia de quistes de retención en las glándulas submucosas, debido a una  obstrucción de su ductus, en las bandas ventriculares y en cuerdas vocales.
Síntomas

Dependiendo del tipo de quiste, los síntomas pueden ser:
  • Los quistes de cuerda vocal producen disfonía y voz ronca.
  • Los quistes ventriculares, saculares y epiglóticos , ubicados a nivel de supraglotis o hipolaringe, pueden ser inicialmente asintomáticos y una vez que aumentan de tamaño pueden producir obstrucción de la vía aérea, alteraciones en la  deglución y sensación de cuerpo extraño; todo esto antes de alterar la voz.
  • Los laringoceles internos pueden provocar, según su tamaño, alteraciones en el timbre de la voz (disresonancia).

Tipos de quistes vocales

A. QUISTE EPIDERMOIDE

Definición: Es un quiste de etiología congénita, normalmente bilateral y se conoce como “colesteatoma de la cuerda vocal", por su contenido epitelial de color blanco aperlado.

B. QUISTE POR  RETENCIÓN MUCOSA

Definición: Es un tipo de quite que está causado normalmente por la obstrucción de los conductos de drenaje de algunas de las glándulas mucosas de la cuerda vocal, después de un episodio inflamatorio agudo de dicha mucosa.

Quiste-retencion-mucosa-c-v-dcha-pg-196.jpg
Quiste__retencion mucosa_post-quirug.jpg
 Imagen pre-quirúrgica de Quiste de retención mucosa cv derecha
Imagen post-quirúrgica

Estos quistes ocurren por igual en ambos sexos,  son unilaterales y normalmente de etiología adquirida.

Se deben a una retención de secreciones o como efecto secundario a un trauma vocal y, se localizan en cualquier punto de la cuerda vocal, aunque normalmente se ubican en la cara inferior del borde libre de los pliegues vocales.

C. QUISTE VENTRICULAR, SACULAR Y EPIGLÓTICO

Definición: Son un tipo de quiste que se localizan en estas regiones anatómicas mencionadas y en su etiología, aparte de las ya mencionadas para los quistes en general, se debe incluir la sospecha de un tumor oculto, sobre todo en el caso de los saculares y ventriculares.

D. LARINGOCELES


No son verdaderos quistes, pero pueden confundirse con ellos.

Definición: Son quistes que presentan el aspecto de “bolsas” de membrana mucosa,  cuyo contenido es aire y, su origen se encuentra en el fondo del sáculo del ventrículo de Morgagni.

Según el desarrollo de los laringoceles, se describen los internos, que provocan normalmente ronquera y obstrucción de la vía respiratoria, y los externos, que pueden llegar a crear una protuberancia visible en el cuello; aunque los más frecuentes son los mixtos.

La etiología de los laringoceles no es unívoca, ya que algunos autores piensan que predomina un origen congénito y, en otros casos parece deberse a un aumento de presión (trompetistas, sopladores de vidrio, etc).

Pruebas de diagnóstico de los quistes

El diagnóstico de los quistes de cuerda vocal lo llevará a cabo el médico Foniátra, siendo importante que lleve realice una rigurosa Anamnesis o estudio de la historia clínica del paciente, que incluirá preguntas sobre los síntomas, como son:

  • Tipos de síntomas.
  • Momento de aparición.
  • Intensidad de los síntomas.
  • Afectan o no en el desarrollo de la vida cotidiana del paciente, etc.

Clínicamente su diagnóstico es bastante difícil, por lo que la mayoría se identificarán mediante una serie de pruebas de diagnóstico endoscópicas laríngeas, llevadas a cabo por el médico Otorrinolaringólogo y por el medico Foníatra, como pueden ser:   

  1. Laringoscopia indirecta.
  2. Fibrolarigoscopia rígida o flexible. Se aprecia una inflamación submucosa  unilateral, con un posible edema traumático del pliegue vocal contra-lateral.
  3. Videestroboscopia. Se aprecia una irregularidad de la onda mucosa por la afectación del quiste.
  4. Toma de biopsia. En ciertos casos se toma una pequeña muestra de tejido para examinarla al microscopio y tener la certeza de que el quiste no es canceroso.

El diagnóstico de un laringocele externo se basa principalmente en el estudio de la historia clínica.

Tratamiento

a. Tratamiento no quirúrgico

Incluye:

  • Modificación de los malos hábitos vocales.
  • En niños, es fundamental llevar a cabo una reeducación vocal preoperatoria, por un Logopeda.
  • En adultos y para quistes pequeños, también es importante la reeducación vocal  preoperatoria, siempre por un Logopeda.
  • Los profesionales de la voz precisan reposo vocal durante 8-12  semanas. 

b. Tratamiento quirúrgico

En pacientes adultos y para quistes grandes, el médico ORL-Fonocirujano llevará a cabo una cirugía muy específica denominada Microcirugía laríngea con cordotomía.

MICROCIRUGÍA LARÍNGEA CON CORDOTOMÍA


Definición: Cirugía que consiste en abrir la cuerda vocal afectada, resecar toda la cápsula que recubre el contenido del quiste, evitando así una recidiva, muy frecuente si durante la disección la pared del quiste se rompa y drena su contenido. Por último se procederá a pegarla con un pegamento específico llamado Tissucol.

Es necesario seguir un  reposo vocal absoluto y obligatorio de 1 semana, posterior a la cirugía.

Es fundamental, que el Logopeda lleve a cabo después de la cirugía una Reeducación vocal con la “técnica tipo Sándwich”, que consiste en realizar una rehabilitación vocal pre y post-operatoria, considerándose imprescindible para que los  resultados de la microcirugía sean satisfactorios.

ÚLCERA DE CHEVALIER JACKSON

También se conoce como Úlcera de contacto.

Definición: Son úlceras o llagas en carne viva, localizadas en la membrana mucosa que cubre los cartílagos a los que están unidas las cuerdas vocales.

Son formaciones hipertróficas situadas en el tercio posterior de las cuerdas vocales, preferentemente en la cara interna de las apófisis vocales.

Las úlceras de contacto se producen por el golpe brusco de una apófisis vocal contra la otra (efecto martillo) y, por lo tanto generalmente son bilaterales, siendo el factor determinante la mala técnica vocal.

Se considera una patología típica de los predicadores, los representantes de ventas y los abogados.

Causas

Las causas responsables de la aparición de dichas úlceras son:

  • Mala técnica vocal. Es la causa más frecuente; ya que este abuso hace que las cuerdas vocales se vean forzadas a juntarse excesivamente, sobre todo cuando se fuerza demasiado la voz para hablar: gritos bruscos de forma prolongada, esfuerzo abusivo de la voz cuando la persona comienza su discurso,  etc. 
  • Reflujo gastro-esofágico.
  • Consumo de tabaco.
  • Tos persistente e irritativa.

Síntomas

Los síntomas más habituales son:

  • Dolor leve de garganta al hablar o tragar.
  • Distintos grados de ronquera.
  • Fonastenia o voz fatigada al hablar.
Pruebas de diagnóstico

El diagnóstico de la úlcera de cuerda vocal lo llevará a cabo el médico Foniátra, siendo importante que realice una rigurosa Anamnesis o estudio de la historia clínica del paciente, que incluirá preguntas sobre los síntomas, como son:
  • Tipos de síntomas.
  • Momento de aparición.
  • Intensidad de los síntomas.
  • Afectan o no en el desarrollo de la vida cotidiana del paciente, etc.
Clínicamente su diagnóstico es bastante difícil, por lo que la mayoría se identificarán mediante una serie de pruebas de diagnóstico endoscópicas laríngeas, llevadas a cabo por el médico Otorrinolaringólogo y por el medico Foníatra, como pueden ser: 
  1. Laringoscopia indirecta.
  2. Laringoscopia directa. Se emplea un fibrolaringoscopia rígido o flexible.
  3. Videoestroboscopia.
  4. Biopsia. En ciertos casos se toma una pequeña muestra de tejido para examinarla al microscopio y tener la certeza de que la úlcera no es cancerosa.

Tratamiento

a. Tratamiento no quirúrgico

Incluye:

  • Reposo vocal, hablando lo menos posible durante al menos 6 semanas, para que las úlceras puedan curarse.
  • Reeducación vocal . Es fundamental la terapia de voz, sobre todo para evitar las recurrencias en  las personas que desarrollan úlceras de contacto, siendo fundamental que conozcan las limitaciones de su voz y, que aprendan a regular sus actividades vocales. La llevará a cabo un Logopeda.
  • Si la radiografía muestra un reflujo de ácido clorhídrico del estómago, se establecerá un tratamiento farmacológico a base de antiácidos o antiulcerosos (bloqueadores histamínicos), siendo fundamental no comer 2 horas antes de acostarse y mantener la cabeza elevada al dormir.
    Es importante, en estos casos, que el paciente siga una Dieta para el reflujo gastroesofágico.



 
< Anterior   Siguiente >
© 2014-014752 CLINICA JUAN CARRERO - TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS - clinica@juancarrero.net